Vampire Chronicles


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Hora del día

Ha caído la Noche. Los vástagos vuelven a despertar al mundo...
Últimos temas
» La historia De Claud, un tremeré difícil de entender
Miér Nov 02, 2011 8:15 pm por Claud

» Hola soy nueva
Miér Nov 02, 2011 7:01 pm por Marcos

» ¿Terminaste la Lectura Obligatoria?
Dom Oct 30, 2011 11:40 pm por Snow Westhouse

» Taller de Claud
Vie Oct 21, 2011 3:29 pm por Claud

» Esbozos de Alessa
Jue Oct 13, 2011 9:24 pm por Ethan Evans

» Flori's Design [Taller de diseño gráfico]
Sáb Oct 08, 2011 8:30 pm por Eliza

» Taller de Anshy...
Lun Oct 03, 2011 3:46 pm por Chris Mattews

» Todo acerca de la trama del foro, aquí.
Miér Sep 28, 2011 11:20 pm por Amelia

Estación
Foro Hermano
El mejor foro de rol de Saint Seiya en la Net
Colores Hexadecimales

Comparte | 
 

 La Sociedad de los Vástagos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: La Sociedad de los Vástagos   Lun Abr 04, 2011 12:52 am

La Sociedad de los Vástagos





Los vampiros son ante todo depredadores solitarios. Un Vástago puede pasar años o incluso décadas sin ver a otro, prefiriendo cazar solo o caminar entre un grupo selecto de mortales. No obstante, muchos optan (a veces por no tener más remedio) por interactuar con sus pares en algún momento de sus no-vidas; son raros los movimientos de la Yihad que no afecten de alguna forma hasta al vampiro más apartado.

La sociedad de los condenados esta estructurada como cualquier institución mortal, sino más. Numerosos cargos, títulos y responsabilidades circulan por el escalafón superior de la Estirpe de una ciudad y esas posiciones confieren un gran poder… aunque con un peligro implícito; quienes pretenden sacudir los cimientos de la estructura suelen buscar a los que ostentan un cargo.


El siguiente panorama social se aplica sobre todo a los Vástagos de la secta conocida como la Camarilla. Como protectora de la Mascarada y las antiguas tradiciones de poder, la Camarilla sienta las bases de la interacción
vampírica. Los Vástagos pueden adherirse a su modelo o desviarse definitivamente del mismo, pero no pueden limitarse a ignorarlo. Los vampiros totalmente ajenos a la protección de esta secta suelen seguir costumbres muy distintas, de las que hablaremos más adelante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: Re: La Sociedad de los Vástagos   Lun Abr 04, 2011 1:09 am


El Principe


Desde tiempos inmemoriales, los vampiros han seguido la ley darwiniana de la supervivencia del más fuerte. Los que tenían el arrojo de tomar el poder y la fuerza para conservarlo gobernaban. Los vampiros se establecían como nobles y señores de la guerra, controlando todos los territorios que podían tomar, viviendo en una incómoda tregua con sus vecinos mortales y Cainitas, y buscando siempre expandir sus posesiones y rebaños. En las ciudades del mundo antiguo esto solía ser desastroso, ya que los vampiros luchaban por el comercio y los territorios de caza.

En las noches de la antigüedad, el vástago más fuerte de cada ciudad o región reclamaba el dominio sobre ella y usaba todos los medios necesarios para mantener su control. Con el paso del tiempo fueron surgiendo las tradiciones en torno a esta práctica y ciertas responsabilidades fueron asumidas tácitamente o tomadas a la fuerza por quien estuviese en el poder. La Camarilla defendió estos ideales en los siglos siguientes al Renacimiento. En el año 1743 un anarquista de Londres publicó un panfleto criticando la sociedad de los antiguos y violando la Mascarada de forma obvia. La Camarilla respondió rápidamente, primero ocultando el incidente (“¡Una notable obra de ficción fantástica!”) Y destruyendo al anarquista, y después reconociendo formalmente el cargo de príncipe, todavía mantenido por muchos vampiros en estas noches.

El príncipe es, para decirlo sencillamente, el vampiro que tiene bastante poder para ejercer su dominio sobre toda una ciudad, codificar las leyes para la misma y mantener la paz. Esta posición suele ser ocupada por un antiguo; ¿quien si no iba a tener el carisma y el poder necesarios para ello? En algunos pueblos pequeños los vampiros jóvenes pueden reclamar el dominio de la misma forma, pero es raro que las cuadrillas de las ciudades respeten sus decisiones. A veces, circunstancias extrañas han puesto a Vástagos inexpertos al frente de gobiernos de una ciudad, pero pocos de esos advenedizos consiguen mantener un cargo cuando aparecen los antiguos.

El título de “Príncipe” es simplemente eso: un título dado para formalizar un papel, ya lo ostente un hombre o una mujer. No hay dinastías de vampiros controlando sus ciudades ni ascensiones hereditarias. A veces un príncipe puede ser conocido por un título nativo de la tierra que gobierna como “barón”, “sultán”, “conde” o el menos formal “jefe”. Los eruditos de la estirpe que rastrean los orígenes del termino creen que tiene sus raíces en la edad oscura, en referencia al señor de la mansión, consolidándose a partir de la publicación del Príncipe de Maquiavelo.

Un príncipe no “reina” sobre una ciudad. Su papel es más el de supervisor o magistrado que el de monarca. Es el juez que resuelve las disputas entre los Vástagos, la autoridad definitiva en la aplicación de las Tradiciones y el guardián de la paz. Su preocupación principal es la Mascarada y su preservación. Depende de él que eso signifique vigilar la ciudad contra el Sabbat o tener controlados y oprimidos a los elementos más revoltosos. No todos los príncipes consideran que su poder deba ser informal: de hecho, algunos exigen ser tratados como los antiguos reyes, manteniendo “cortes” y exigiendo que los “súbditos” del dominio asistan a sus pronunciamientos reales. Esa arrogancia puede irritar al populacho, tanto a los jóvenes como a los antiguos.

Los moradores vampiricos de una ciudad deben a su príncipe juramentos de lealtad o vasallaje. Su obediencia depende de su cobardía, y muchos príncipes se aseguran de tener algún medio de reforzarla. Si el gobierno de un príncipe es cuestionado o frustrado puede recurrir a la fuerza para mantener el control. Si no tiene fuerza suficiente para resolver el problema, o si se encuentra sin aliados, su reinado termina.

Aparte de seguir las normas dictadas por las tradiciones, muchos vampiros ignoran a su príncipe o le prestan una atención parcial en el mejor de los casos para no perderse nada que pueda interesarles. En general, los Vástagos tienen demasiadas cosas de las que ocuparse para escuchar a su “líder”. Para algunos antiguos Inconnu y otros en posiciones seguras (como los Rusticar), los anuncios de los príncipes son divertidos y arrogantes, los balbuceos de un jovencito impresionado por los adornos del poder.

No obstante, el príncipe no es alguien a quien no se deba tener en cuenta. Ostenta un gran poder temporal con el que mantiene su posición. No sólo dirige los asuntos de los Vástagos de la ciudad, sino que suele tener bastante peso sobre los temas mortales. La policía, los bomberos, las compañías de construcción, los hospitales, la oficina del alcalde… todos son muy útiles para acabar con los enemigos o para asegurar el dominio sobre una esfera de influencia en particular. Si el príncipe quiere eliminar a una banda de anarquistas problemáticos, puede hacer que una compañía de contracción envíe sus excavadoras a su refugio en pleno día. Un cazador al servicio de la Iglesia que tenga su base en la catedral local puede encontrarse con el ayuntamiento investigando las exenciones tributarias del templo. Estas influencias suelen captar la atención de quienes podrían sentirse inclinados a no respetar al príncipe. No es prudente enfurecer a alguien que puede hacer que tu refugio sea condenado por la junta de urbanismo, o que tu teléfono quede “accidentalmente” cortado durante una reparación de los conductos del gas.



Convertirse en Príncipe.


Como se ha dicho antes, no hay dinastías ni familias reales entre las que se seleccione a los príncipes (aunque algunos clanes podrían discutirlo). Tradicionalmente gobierna el vampiro mas viejo de una ciudad, aunque no siempre es así; cualquier otro puede desafiarle. Un príncipe solo gobierna libremente cuando nadie cuestiona su mandato. Si se ve frente a uno o más aspirantes, las cosas se complican. Se produce en estos casos una enloquecida lucha por el trono y quien sobrevive se convierte en el nuevo príncipe.

“La coronación” si es que se le puede llamar así, puede ir desde un golpe incruento respaldado por los antiguos hasta una violenta usurpación a cargo de una cuadrilla sedienta de sangre. Pero independiente de quien sea el nuevo príncipe, siempre requerirá del respaldo de los antiguos si quiere durar más de una noche.

El consejo de antiguos, conocido como la primogenitura, debe sancionar el reinado del príncipe, que sin su reconocimiento será muy breve.



Ventajas del Principado


Derecho de progenie: Sólo el príncipe puede crear progenie libremente. Los demás vampiros deben pedirle permiso o arriesgarse a ser destruidos junto con su chiquillo. El príncipe puede negarle permiso a un Vástago que le haya ofendido; él, por su parte, pede abrazar a quien desee para tener más seguidores leales. Esto se debe en parte a la paranoia y en parte a consideraciones de espacio; después de todo, una ciudad superpoblada es un riesgo para la Mascarada.

Protección de los Antiguos: Por lo general la primogenitura apoya a su príncipe mientras este mantenga el orden, preserve la Mascarada y proteja la ciudad en momentos de peligro, como las incursiones Lupinas o los ataques del Sabbat.

Poder Político: Un príncipe puede esperar ser escuchado por la mayoría de los antiguos, y goza de más respeto y prestigio que los Vástagos normales en casi cualquier reunión.

Control sobre el dominio y quienes lo visitan: bajo la quinta tradición, el príncipe puede extender su reinado a quienes entran en su dominio, que es toda la ciudad o región. Se espera de los vampiros recién llegados, ya sean viajeros o futuros residentes, que se presenten ante él. El príncipe puede castigar a los Vástagos que no lo hagan.

Alimentación: El príncipe puede restringir o limitar la alimentación de otros vampiros por todo tipo de razones, siendo la principal la protección de la Mascarada. Esto suele afectar a las zonas de caza ( por ejemplo, “No en el distrito de la prostitución” o “Evitad el Hotel Clermont”) y a las presas (“Los clérigos y los niños están prohibidos”). Desobedecer estas ordenes puede ser muy peligroso, ya que el príncipe tiene atribuciones para castigar a los infractores por violar la Mascarada.

Dominio sobre los enemigos: de acuerdo con la Sexta Tradición, el príncipe puede declarar una caza de sangre contra quienes le irriten demasiadas veces. No puede destruir a voluntad a quien quiera (la protección de los antiguos puede desvanecerse si se excede), pero si demuestra que sus enemigos han violado una o mas tradiciones está en su perfecto derecho de castigarles. Naturalmente, qué constituye una violación de las Tradiciones puedes forzarse mucho en el nombre del poder.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: Re: La Sociedad de los Vástagos   Lun Abr 04, 2011 1:27 am




Otras Organizaciones de Vástagos Importantes


A lo largo de los siglos han surgido ciertas posiciones en las ciudades. Algunos cargos ayudan al príncipe a mantener el orden; otros nacieron como posiciones de vanidad, pero han ido consolidándose con el paso del tiempo.



• La primogenitura: Sus miembros son los antiguos de los clanes de cada ciudad. Cada clan suele tener un representante en la institución, pero en algunas ciudades el príncipe puede negarse a que determinados clanes pongan a uno de sus miembros en el consejo. En teoría la primogenitura representa a los clanes entre los antiguos, pero en la práctica se ha ido convirtiendo en un club de viejos vampiros y un incestuoso nido de traiciones e intercambio de favores. La primogenitura se reúne a discreción del príncipe. En ciudades con príncipes poderosos o despóticos puede ser una simple figura decorativa, y en otras el verdadero gobierno.
Vale la pena tener en cuenta que el príncipe no suele ser el primogénito de su clan. Aunque algunos Vástagos afirman que el doble peso de un clan en la estructura política favorece a dicho clan, nadie esta en posición de cambiarlo.

• El Sheriff: muchos sheriffs son designados por el príncipe y aprobados por la primogenitura. Aunque la descripción del trabajo puede variar de una ciudad a otra, su tarea principal es ser el ejecutor del príncipe, el vampiro que lleva a los transgresores ante el tribunal, mantiene el orden en las calles y está preparado para hacerse cargo de los aspectos “Musculares” del gobierno. Los Sheriffs pueden elegir alguaciles, que ocasionalmente necesitan la aprobación del príncipe.

• Las Arpías: Estos Vástagos se enorgullecen de ser los administradores sociales del Eliseo. Trafican con chismorreos y maniobras sociales y la posición es su moneda de cambio. Con la palabra correcta o equivocada a un príncipe pueden hacer subir o caer a un vampiro en la ciudad. Es raro que se señale esta posición de forma activa; con el tiempo, los que tienen las aptitudes para ella acaban alcanzándola. Difíciles de impresionar con alardes de poder, suelen mostrar una noble visión de la naturaleza vampirica. Meterse con una arpía es una forma asegurarse un puesto en el nivel mas bajo de la escala del poder durante los años venideros.

• El Látigo:
La primogenitura suele tener látigos como asistentes. De forma similar a los jefes de disciplina de los partidos políticos mortales, el trabajo del látigo es guiar y animar el proceso de discusión y toma de decisiones durante las reuniones de clan, y mantener al clan puesto al día con respecto a las actuaciones de su representante en la primogenitura. Los látigos son elegidos por esta institución.

• El Senescal: se trata de un cargo del que a muchos príncipes les gustaría prescindir, pero que resulta necesario de tanto en tanto. Un príncipe describió la elección de Senescal como decidir que cuchillo ponerse en la garganta. Un senescal es un chambelán, segundo al mando y consejero. En cualquier momento se le puede pedir que ocupe el lugar del príncipe si éste abandona la ciudad por sus asuntos, abdica o es asesinado. Naturalmente, el príncipe quiere tener la ultima palabra acerca de un cargo tan importante, y muchos combaten incesantemente con su primogenitura al respecto. Es una posición peligrosa en más de un sentido: la familiaridad con el tema puede dar ideas…

• El Guardián del Eliseo: El guardián esta a cargo de lo que ocurre en el Eliseo. Un toreador que quiera exhibir su ultima obra, un tremere que quiera dar una conferencia o un brujah organizando un debate abierto sobre política del príncipe… todos deben aclarar las cosas con el guardián, que puede cancelar o aprobar un acontecimiento teniendo en cuenta la Mascarada. Es el responsable de asegurar que los mortales no entren en la zona en momentos inoportunos y que todo funcione bien. Por lo general son designados por el príncipe, normalmente de forma condicional hasta que demuestren sus calificaciones.

• El Azote: a medida que las noches se van haciendo más y más violentas y las noches se llenan de Vástagos desconocidos, algunos príncipes han resucitado esta vieja posición. Esencialmente, el azote patrulla las fronteras de un principado buscando (y con frecuencia destruyendo) a los recién llegados que no se han presentado ante el príncipe. Los Caitiff, así como los novato de la 13º generaciones y posteriores, tienen mucho que temer de él. En algunos casos se llega a atacar a vampiros que han respetado el protocolo, ya que los príncipes reaccionan de forma refleja al temor de la superpoblación y el espionaje. Algunos azotes son asesinos Assamitas contratados.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Sociedad de los Vástagos   

Volver arriba Ir abajo
 
La Sociedad de los Vástagos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vampire Chronicles  :: START POINT :: Segunda Parada: Nociones Generales-
Cambiar a:  


Get your own Chat Box! Go Large!

Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis