Vampire Chronicles


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Hora del día

Ha caído la Noche. Los vástagos vuelven a despertar al mundo...
Últimos temas
» La historia De Claud, un tremeré difícil de entender
Miér Nov 02, 2011 8:15 pm por Claud

» Hola soy nueva
Miér Nov 02, 2011 7:01 pm por Marcos

» ¿Terminaste la Lectura Obligatoria?
Dom Oct 30, 2011 11:40 pm por Snow Westhouse

» Taller de Claud
Vie Oct 21, 2011 3:29 pm por Claud

» Esbozos de Alessa
Jue Oct 13, 2011 9:24 pm por Ethan Evans

» Flori's Design [Taller de diseño gráfico]
Sáb Oct 08, 2011 8:30 pm por Eliza

» Taller de Anshy...
Lun Oct 03, 2011 3:46 pm por Chris Mattews

» Todo acerca de la trama del foro, aquí.
Miér Sep 28, 2011 11:20 pm por Amelia

Estación
Foro Hermano
El mejor foro de rol de Saint Seiya en la Net
Colores Hexadecimales

Comparte | 
 

 Clanbook Giovanni

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: Clanbook Giovanni    Lun Mayo 23, 2011 6:36 am



Capitulo Uno: Cosas de Familia


Tengo que conseguirme uno de esos contables judíos. He oído que saben lo que hacen.

No es que pueda permitirme ser exigente; esa el la ironía. Diecisiete jodidos millones de dólares al año y no puedo meterlos en el banco. Lo lógico es que me estuviesen chupando la polla sólo para que les dirigiese la palabra, pero no, no quieren “dinero sucio”. Les pregunto por qué es más sucio mi dinero que el de algunos caseros o agentes de seguros, pero no están interesados en mis polémicas.

Sea como sea, tengo que usar a esos macarroni en vez de una bonita entidad financiera. El margen de beneficios es muy bueno, pero no está asegurado, y eso lo que necesita un tipo como y. Nunca se si mi operación está jodida o no y si voy a tener que correr: al menos me gustaría saber que mi dinero está en algún sitio bonito y accesible. Con estos italos, tengo que llamar a Oscar, que maneja mis “inversiones”, y pedirle una reunión con alguno de los peces gordos. Entonces tengo que explicar para qué quiero el dinero.

¿Te lo puedes imaginar? Tengo que decirles por qué necesito mi puto dinero. No es que se pongan bordes, pero cuando necesito cantidades elevadas se me hinchan las pelotas y me llaman “sucio lucro”. Ni siquiera se que es un “lucro”. Solo soy un productor. Vale, son películas snuff, pero joder, uno tiene que dedicarse a lo que hace bien ¿no?.

Bueno, como iba diciendo, tengo que citarme con esos hijo putas para conseguir el dinero, y los viejos que están al mando dan verdadero mal rollo. Deja que te diga que no soy precisamente escrupuloso. Hace falta tener cojones para agarrar a alguna puta en la calle, arrastrarla a un almacén, sacarle los ojos y follarle la cabeza. He visto de todo, pero esos tíos me acojonan.

Como esta vez, que mi estudio está vigilado, ¿vale? Y digo “Oh mierda, el puto julay quiere una cinta para mañana y no tengo donde hacerla” No puedo rodar esa mierda en mi casa. Llamo a Oscar a, digamos, las nueve en punto de la noche y estoy prácticamente histérico. Esos sacos de mierda que compran arte snuff no son de los que perdonan, y muchos de ellos tienen el joder de sobra par aplastarte como a un insecto.

Así que Oscar aparece en su enorme mercedes benz. Y esa mirada de “sube al coche, Charlie”. Subo al asiento del pasajero y veo a esa chica tirada en el asiento de atrás. Debe tener 19 o 20 años, y va vestida como para un baile de graduación o algo así, pero está pálida e inconsciente. Oscar lleva ese traje negro tan guapo sin cortes en la chaqueta y que huele como a dinero, y pienso que debo haberle llamado en mal momento, estropeándole una cena o algo así. Quiero decir, que aquí estoy yo, con 17 millones de dólares al año, y parezco un extra tirado de Corrupción Miami. Me siento como un pringado entre esos dos.

“¿Estará bien la chica?”, pregunto mirando al asiento de atrás.

“Probablemente no, Charlie; ahora cierra la jodida boca antes de que te arranque la cabeza y escupa en el agujero”.

Sí, debo haber interrumpido algo. Normalmente Oscar va de santurrón, pero mierda, no tengo por qué aguantar que mi jodido encargado financiero me hable así. El resto del viaje transcurre de la misma forma, con la tensión tan alta que creo que voy a morirme de tanto sudar. No puedo evitar preguntarme: ¿si la chica está tan jodida, por qué demonios la llevamos con nosotros en nuestros asuntos de negocios?

Oscar se mete por esa acojonante carretera rural que lleva a la ”propiedad” del gran jefe 8 yo le llamo el gran mafias). Hay árboles de aspecto enfermizo y grandes montones de musgo y mierda a ambos lados de la carretera, y ni siquiera puedes ver el cielo a través de las ramas. Es como si estuviese en la bat- cueva, pero Batman, es de los buenos, y estos Hijo putas son auténticos villanos. Pero joder, tampoco es que yo sea Gandhi o la Madre Teresa o alguna mierda por el estilo, ¿verdad?

Así que llegamos a la casa, que es bastante siniestra. Es alta y estirada, con grandes ventanas estrechas y postigos y esa mierda. estoy acostumbrado a apartamentos y casas pequeñas y viviendas subvencionadas con vecinos que trabaja para State farm e IBM. Estos cabrones ni siquiera tienen vecinos. Es como si fuesen los únicos de por aquí. Está todo bastante jodido. Hasta tienen lápidas y criptas y esa mierda en el patio trasero. Nunca lo había visto, pero ya sabes cómo son eso ricos excéntricos, ¿verdad? Este sitio es como la mansión Kennedy, pero con drácula haciendo de Jakie Onasis.

Oscar aparca detrás y caminamos hasta la puerta delantera, que nos abre un hijo puta italiano igualito a Lurch. Yo digo ¿”Han llamado”?, pero nadie se ríe, y me siento como si estuviese en una máquina del tiempo. Hay unas seis personas en el saló y todas parecen jodidamente enfermas, con la piel pálida y los ojos hundidos y todo eso. Una es ese tipo de chica mona con pelo largo y oscuro que se curva al final, pero parece que nunca hay ido a una tienda o a unos grandes almacenes. Sus ropas están anticuadas y tiene una mirada supertriste en esos enormes ojos oscuros. Supongo que no es tan raro que parezca triste: setas putas italianas suelen tener bigote y mierdas así. Ya le vale.

Hay alguna otra mujer en la sala, supongo que la madre o la abuela. Pero las mujeres no es queda mucho tiempo: cuando el tipo del sillón de orejas dice “¿Nos disculpan, señoras, mientras hablamos de negocios?”, todas salen, llevándose también al chaval con pinta de rata. Debe ser muy joven para el negocio familiar.

Ya he tratado antes con el italo que da las órdenes. Se llama Michael, pero lo pronuncia en plan maricona, “Michel”, y yo digo sí, como Michael Corleone. Es bastante alto y fuerte y seguramente podría patearme el culo, así que no busco lío y me limito a decir “si señor” y “no señor”. Tengo la sensación de que es un mandamás medio o algo asó, aunque sea lo que sea lo que dirige funciona muy bien. Pero me pregunto, si son tan ricos, ¿por qué viven en esta mierda de caserón?. Puede que quieran dejar atrás los restos de todos sus abuelos macarroni muertos.

“Oscar me dice que estás en un pequeño aprieto, Charlie. Tu “estudio” está bajo vigilancia policial, ¿no?”

Eso es algo que me jade bastante de Oscar. Nunca le veo al teléfono. Tengo su número y siempre contesta, pero nunca le veo con móvil ni nada eso. Y aquí los peces gordos de la central macarroni siempre parecen saber lo que ocurre antes de que yo llegue.

“Sí, señor”, digo mirándome los zapatos. Mocasines italianos. Mierda.

“¿Y necesitas algo de dinero?”

“Sí, señor”, otra vez.

“Bien, charles, ¿y qué harías con el dinero a estas horas de la noche? Visitar a un agente inmobiliario y alquilar un matadero?”

Eso es el sito donde matan a las vacas para hacer hamburguesas. Los italos de la habitación piensan que es muy gracioso, pero yo no me río. Mierda, tengo mi orgullo de artista, ¿vale? Matadero, los cojones.

“Eh... no señor... iba a.. verá, ese tipo, ¡vale? Tiene...Joder, hombre. Iba a quitarme a ese julay de encima. Le debo una película para mañana, y si no tengo estudio, no puedo hacerla, ¿estamos? Quiero decir, que no es que pueda coger a una puta y violarla en la jodida cuneta, ¿sabe? Bueno, supongo que podría...”

“¿Eso es todo?” dice el hijo puta. “Todo lo que necesitas es espacio? Bueno, charles, supongo que te darás cuenta de que nos has pedido un montón de dinero. No somos un cajero automático, amigo mío, y debes saber que hasta el último de tus centavos es muy importante para nosotros”. Realmente acojona cómo se me va acercando, levantándose del sillón hasta quedar en pie frente a mí. “Te diré lo que podemos hacer. ¿Por qué no ruedas tu película en el sótano?

Ahora sí que la hemos jodido pero bien. Esto no es tipo de cosas que hace un contable. ¿verdad? Estoy seguro que entraré en el sótano y el Abuelo Monster m estará esperando para gastarme alguna putada entre todos. Pero han dicho que mi dinero les importa: soy un buen cliente o algo así ¿no?

“Oh, de acuerdo... supongo. MHHH voy a necesitar una cámara... ¿y una coprotagonista?” Esto es enfermizo. Estoy intentando lo que sea para salir de esta maldita casa de italianos zombi que quieren que me folle a una muerta en su cubil.

“Ya nos hemos ocupado, ¿Gio?”

Me doy la vuelta, siguiendo el gesto de Michael, y ahí está ese tipo enorme con pinta de mono con un traje caro del mismo estilo que los demás. Tiene una cámara y un trípode sobre el hombro y la chica del coche de Oscar en la mano: cuelga como un gatito dormido.

“Aún no está muerta, ¿verdad?”, le pregunto a Oscar, con los ojos como platos. NO, no. Oscar, menea la cabeza y enciende un cigarrillo sin mirarme. Cabrón.

“Oh...manos a la obra, entonces” Joder,. Cuanto antes acabemos con esto, antes podré salir.

La pandilla grasienta y yo bajamos al sótano, y es como la Zona crepuscular. No son los Monster, pero me encantaría que lo fuesen. Al menos los Monster eran divertidos. Esto es como si estuviese bajo un castillo o una vieja iglesia o algo así, todo labrado en la roca y más frío que el coño de una buscona. Hay alguna especie de mierda que se filtra por las paredes y todo el sitio huele a polvo y a cosas muertas. Los muebles son más viejos que el infierno, y están cubiertos con esas sábanas blancas que pones para que no e estropeen. Miro la escalera, preguntándome si podría salir a la carrera, pero ya debo llevar unos cinco minutos bajando. Empiezo a sudar, con esos sudores fríos de los yonquis.

Uno de los tipos aparta los muebles mientras Oscar y otro de ellos atan a la tía y la despiertan. Está aturdida, y me alegro de que no esté más consciente. Esta mierda es todavía peor que lo normal. ¿Qué piensan de todo esto las mujeres de arriba?

Y rodamos. Me he puesto una vieja funda de almohada en la cabeza con unos agujeros par a los ojos, y no estoy en mi mejor forma. Lo hago y después le abro la cabeza con un atizador. Las heridas en la cabeza sangran siempre una barbaridad, con esa sangre negra y pegajosa. Lo peor de todo son esos jodidos italos mirando como una banda de perros hambrientos, con esa expresión como si alguien se la estuviese clavando por el culo. Uno de los hijoputas está incluso babeando. Esta mierda es como una mezcla de Deliverance y El padrino en el decorado de Beetlejuice.

Y ahí estoy yo, con la polla en una mano y la jodida cinta en la otra. Oscar reúne mis ropas y deja que me vista. Supongo que algún macarronito bajará después para limpiar toda la porquería, pero ahora me importa un carajo. Con un poco de suerte, los polis reventarán la puerta y meterán m culo entre rejas, lejos de estos cabrones enfermos.

Oscar y yo salimos por la puerta delantera. Subimos a su coche y me lleva a casa.

Al día siguiente me encuentro con mi contacto. Le doy la cinta y el me da medio millón de dólares en un maletín. Medio millón más para invertir con Oscar y la familia Giovanni.

“Estoy orgulloso de ti, Charlie”, me dice Oscar esa noche, de nuevo en Villa siniestra. No he visto a nadie de los no profesionales: supongo que Lydia horrores y la Abuela de Frankenstein tiene que hacer punto. Pero Michel está presente. Tiene sangre bajo las uñas... no es una buena señal.

“Actúas bien bajo presión.” Muy gracioso, Oscar.

El italo-mono, Gio, sirve un vaso de vino a todos, y las cosas vuelven a ponerse raras. Toda la habitación brinda por mí, y me desea salud y éxito. Tengo de nuevo esa jodida sensación de que se están riendo de algún chiste que no he pillado. Y que me den si este vino tinto no es el más fuerte que he bebido en mi vida. ¿Quién coño bebe vino regusto saludo, por Dios?

Mientras bebo, veo a Michel frotándose los dedos ensangrentados. Mira a Oscar y hace un gesto de salud. Este vino sabe como un puñetazo en la nariz... metálico y amargo y extrañamente dulce y... sangriento. Joder.

No me siento muy bien. Tengo que conseguirme uno de esos contables judíos. He oído que saben lo que hacen.






































Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: Re: Clanbook Giovanni    Lun Mayo 23, 2011 6:53 am

Capítulo dos: Los Giovanni revelados.



Nuestro nombre se pronuncia en trémulos susurros o en bufidos despectivos. Somos ala vez objeto de miedo, odio, sospecha y envidia. Cosechamos gran poder y conocimiento, y vasta riquezas de empresas sólo soñadas por el resto de la Estirpe.



Estirpe.


Este mismo término tienen un doble significado para nosotros; no sólo compartimos la sangre de Caín con los demás vampiros del mundo, sino también la sangre de una familia que lleva más de mil años fuera del curso del tiempo. Somos los Giovanni, por descendencia mortal y por obra de nuestra padres Augustus.



De capadocius en adelante.

Augustus Giovanni recibió el Abrazo hace más de 900 años en el decadente templo capadoccio de Erciyes, bajo la atenta mirada del Antediluviano, su lacayo Japeth y cierta Zorra llamada constancia. Augustus tomó sangre contra la opinión de aquellos mezquinos pelotas, que intentaron arruinarlo todo desde el principio. De hecho, algunos sospecha que fue una maldición susurrada por Japeth lo que dio a nuestro beso su letal efecto, no la sangre de aquella puta Lamia.

En todo caso, salimos ganando, pues todavía tenemos nuestras no vidas. Cuando Augustus se dio cuenta de que Cappadocius se había vuelto loco (Jesús, el tipo quería convertirse en Dios... creo que le hicimos un favor al mundo, ¿no?) discutió con su chiquillo Claudius lo que debían hacer. Cappadocios tenía que morir, pues el mundo se enfrentaría a graves consecuencias si completaba su búsqueda.

Una noche cayó toda la mierda, y Augustus supo que no podía esperar más. Seguramente habrás oído hablar de los Fundadores... esos mierdosos arrogantes de la Camarilla. De alguna forma, los fundadores entraron en conflicto con un grupo de chalados conocidos como la Conspiración de Isaac. Augustus lo había montado de forma que Claudius y la conspiración fuesen una distracción para los Fundadores: mientras estuviesen ocupados acabando con la conspiración, Augustus podría escurrirse y matar a Cappadocius, y nadie se daría cuenta hasta que fuese demasiado tarde.

Viejas historias aparte, no salió como estaba planeado. Augustus aparece en San Timoteo, ¿y quién está allí? Los jodidos Fundadores, muy molestos por esa vulgar muestra de traición (puedo imaginarme a ese pomposo Sangre Azul de Hardestad sacudiendo el dedo como si fuese la madres de alguien). Pero su presencia no impidió a Augustus beber de Cappadocius: sólo complicó el tema, y nos puso las cosas un poco más difíciles desde entonces.


La maldición de Lamia.

Aunque han desaparecido del mundo (a la última la reventó la camarilla), las Lamias han dejado su marca en la Estirpe. Originalmente una línea de sangre de perras guardianas de los Cappadocios, las Lamias siguieron a sus padres al olvido cuando emprendimos nuestra cruzada contra ellos.

En un gesto de desafío, el mismo Augustus diablerizó a Lamia, aunque parece que ellas rieron las últimas. Verás, las Lamias, como línea de sangre eran el equivalente vampírico a María Tifoidea: su debilidad inherente era que extendían la enfermedad allí donde iban. Su disciplina se especializaba en revelar las enseñanzas de la madre Lilith (¡aunque si crees esa clase de mierda tengo una propiedad en la costa de Arizona a buen precio!), pero también incluía un doloroso beso.

Aunque el beso de Muerte quedó aferrado a Augustus después de que saciase su sed con la líder “hereditaria” de la línea, Lamia Todas las sumas sacerdotisas eran conocidas como Lamia; si te escogían sumías el nombre o algo así). Desde entonces, casi todos los Giovanni han tenido el beso, que causa un gran dolor a aquellos de quienes nos alimentamos.

Algunos de los vástagos más escatológicos (muchos de los cuales no pertenecen al clan, fíjate) creen que fue la maldición de Japeth Cappadocius lo que causó el Beso de la Muerte. Pero es bastante discutible. Después de todo, ¿no se habría manifestado en ese caso al lanzar la maldición?


El renacimiento.


Casi inmediatamente después e que cappamierdus se llevase el gran Mordisco, el mundo entró el a fase histórica llamada el renacimiento, y no puedo sino opinar que fuimos parcialmente responsables. En el colegio sólo te enseñan sobre esos gatillos de los Medicci, pero créeme: intervinieron otras familias comerciales.

Básicamente, lo que se dices que las familias comerciantes popularizaron los conocimientos clásicos de griegos y romanos, sacando al mundo de la Edad Oscura y levándolo hacia una nueva era de aprendizaje y prosperidad. Esto es una chorrada en su mayor parte, pues a las familias comerciantes les importaban un carajo las clases inferiores (el negocio es el negocio, nene), pero de todas formas es una bonita historia.

Con todo durante el renacimiento le cayó una buena mierda al clan Giovanni.


La noche eterna.

Quizá fuese ese poquito del alma de Cappadocius revoloteando dentro de Augustus, peor el gran jefe empezó a tener esas extrañas ideas. Desenterró un montón de polvorienta literatura Cappadocia relacionada con toda aquella mierda de la ascensión al Cielo del difunto clan de la muerte, y se sumergieron en ella. Tras estudiar durante unos pocos años, decidió que todos aquellos Cappadocios habían estado totalmente equivocados.

No podías llevar la tierra al Cielo, pero sí arrastrarla al Infierno.

Verás, gran parte de esa vieja sabiduría babilonia, gnóstica y egipcia habla del otro mundo, y el hogar del espíritu y la vida más allá de la vida. Es fácil ver que no están hablando del cielo (aunque supongo que los Cappadocios estaban un poco desquiciados y no puedo culparles por su ignorancia): están hablando del Mundo Subterráneo. Cuando Cappamierus creyó que podía diabolizar a Dios, estaba tomándose literalmente lo que no era sino una metáfora.

Estos documentos hablan también de invocar la gran oscuridad, y pagar la luz eterna. Tal y como lo leyó Augustus, aquellos escritos podían enseñarle a eliminar el Manto, la capa de incredulidad que separa nuestro mundo de la tierra de lo muertos. Una vez conseguido esto, quienes dominen a los fantasmas (es decir, nosotros los Giovanni) serán los amos. Ya ves, Cappadocius pensó que podía convertirse en Dios, pero en realidad se hubiese convertido en un dios entre fantasmas y hombres.

Resuelto a no cometer los mismo errores que Cappadocius, Augustus no obligó a ningún miembro del clan a emprender la búsqueda. Tal y como lo ve él (como el resto de nosotros), cuantos más éxitos conseguían el clan y la familia, más cerca estarán de conseguir cualquier objetivo. Es como una larga sucesión de causa y efecto: hacemos dinero para financiar nuestros estudios de nigromancia, para cosechar el poder de las almas para “Abrir el Pórtico de la Noche de los Tiempos” (o lo que sea) para llevar la Noche eterna al mundo. Sencillo, ¿no?.

Pero la verdad es un poco más enrevesada. No te levantas una noche y dices “esta noche me voy a cargar el manto”. Profundizando en su creciente colección de literatura filosófica nigromante, Augustus y compañía descubrieron que rasgar el velo requería una jodida carga de energía espiritual.. más que la que podía conseguir cualquier Giovanni. No sé que matemáticas usaron, pero al parecer el documento (que resulto ser parte del diario de Khazar, pero ya te hablaré de eso más tarde) señalaba que eran necesarias “diez mil veces diez mil almas” para celebrar el ritual con éxito. Sí, cien millones de almas. ¿Y como cosechas las almas de 100.000.000 de muertos? Muy despacio, y con la paciencia que sólo puede darte la inmortalidad.


La estupidez ajena y la abstención de la Yihad.


Apuesto a que no tengo que decirte que cuando hables a otros vástagos de “invocar la Noche eterna”, se pondrán violentos y empezarán a gritar sobre la Gehena. No importa lo mucho que intentes eliminar sus temores y decirles “no, está muy bien: sabemos lo que hacemos,” no te creerán. Por supuesto, encontramos alguna resistencia por parte de los pocos cainitas a lo que intentamos reclutar para nuestros propósitos. Antes de que pasase mucho tiempo, aquella resistencia se convirtió en una clara hostilidad, y los miembros de los demás clanes nos llamaron “Estirpe del Diablo” por nuestro deseo de abrir e mundo al regreso de los Antediluvianos (sin hacer caso de que abrir el camino a los Antediluvianos no fuese nuestra intención: le gente es básicamente estúpida, y los vampiros no son muy distintos).

“Que les follen la oreja! Piensa Augustus, y clausura el programa de reclutamiento.

En aquel punto, estábamos en una situación bastante comprometida. Ahí tienes al clan Giovanni, que acaba de diablerizar a su fundador original, susurrando algo de una era de fatalidad y terror ¿Cómo sobrevivimos? Pues escondiéndonos.

En el siglo XI, cuando los Tremere se convirtieron en vampiros, todos estaban contra ellos. Lo único que les mantuvo con vida fue su taumaturgia y el hecho de que los demás vampiros estaban demasiado desorganizados para hacer nada al respecto. Nosotros no teníamos tanta suerte ni sabíamos tanta taumaturgia, así que nos desvanecimos de la imagen.

Por supuesto, no desaparecimos del todo; sólo nos retiramos y nos ocupamos de nuestro propios asuntos. Augustus pensó que, demonios, él era un Antediluviano, así que el clan no tenía por qué temer su llegada. En vez de meterse en su mezquina Yihad, los demás vampiros podrían llevarse muy bien sin los Giovanni.




La promesa de 1528.

Así que algunos ilustres miembros del clan Giovanni se sentaron frente a una panda de amojamados antiguos de los demás clanes el invierno de 1528. Costó mucho conseguir que los demás vampiros se reunieran con la estirpe del diablo, pero decidieron seguir adelante y acabar con el asunto. Al final de una conferencia de diez noches, Claudius Giovanni había firmado un acuerdo formal que garantizaba la no intervención de los Giovanni en los asuntos de la Estirpe. Cerraríamos el pico, os dedicaríamos a nuestras cosas y no molestaríamos a nadie. Lo prometimos.

Una de las mejores cosas de aquel documento era una cláusula impuesta por aquella maricona estúpida de Rafael de Corazón : estaba consolidando la fundación de su radiante, feliz y multicolor coalición de vampiros (ya sabes, la camarilla), y una de sus exigencias fue que una vez cada 13 años, Venecia fuese visitada por un consejo de antiguos de cada uno de los clanes firmantes del pacto, excepto el Giovanni. Para seguridad, por supuesto.

Claudius se lo pensó unos dos segundos antes de aceptar (aunque hizo como si le costarse decidirse: no quería parecer demasiado ansioso). ¿O sea, que cada 13 años, los más grandes y duros de vosotros vais a venir aquí para comprobar cómo estamos? Oh, vale. ¿Nos haréis el favor de lavaros el cuello antes de venir? Este acuerdo me lleva a esta misma noche: quieren venir aquí y hablar de todos sus asuntos al más alto nivel de decisión ejecutiva. ¿Cómo crees que nos mantenemos siempre tan bien apartados de su camino? ¡Conocemos todos sus putos movimientos!


Nuevas pruebas

Durante el siglo XVII, unos estudios Giovanni en Belgrado encontraron referencia a cierto chalado judío y su diario de 2000 años de antigüedad. Conocido como el diario de Khazar, este libro tenía supuestamente información sustanciosa sobre la Noche eterna. Por supuesto, el problema era que nadie lo había visto (aparte de seis páginas más o menos que se materializaron durante el renacimiento) desde antes de la purga Cappadocia. Sin duda, los ladrones de Tumbas tenían una copia ¿pero quien coño sabía donde la habrían guardado?

Augustus lo sabía. El templo Cappadocio de Erciyes tenía una gran biblioteca que había permanecido intacta desde la última vez que estuvimos allí. Augustus le dijo a Claudius que fuese a por el libro, y éste partió en su busca, siguiendo la misma ruta de los cruzados que habían hecho rica a la familia.

Cuando Claudius y sus compañeros llegaron a Erciyes, saquearon el lugar, volcaron todos los estantes, peinaron todas la biblioteca subterráneas, irrumpieron en todos los santuarios de Cappadocios prominente y pusieron el templo patas arriba. Pero no encontraron el Diario de Khazar.

Frustrado, Claudius ordenó que se incendiase el templo tras haberse llevado todo lo que pudo. Con una caravana llena de libros y talismanes, es fueron de las montañas, mientras las llamas consumían Erciyes a sus espaldas.


Un extraño huésped.

Fue más o menos entonces cuando el tenebroso personaje conocido como el Capuchino se unió al clan. Era una especie de monje Itinerante vampiro o algo así, y sabía mucho de la estirpe. El capuchino tenía algunos aliados en la Iglesia, y llegó a un acuerdo con Augustus: a cambio del acceso a todos los textos prohibidos en le biblioteca del Vaticano (los Giovanni habían perdido muchos de sus lazos con la Iglesia en la purga de los Cappadocios), recibiría instrucción en la disciplina de nigromancia.

Bien. Por supuesto, Augustus accede y el capuchino aprende con rapidez. Éste, cumpliendo con su palabra, empieza a sacar libros de esa gran bóveda que tienen bajo el Vaticano (aunque actualmente está llena de pornografía), algunos de los cuales tienen Wraiths atados a ellos.

Esto fue un gran descubrimiento, porque un montón de los tipos que habían escrito aquellos viejos libros se habían vinculado a los mismo. Suena bastante estúpido (yo nunca me ataría a un libro para siempre, pero supongo que hay gente para todo), pero bueno, allí estaban, compartiendo sus conocimientos de Magia negra con nosotros los Giovanni. Hicimos grandes progresos en Nigromancia aquella época, pero un montón de lo que nos revelaban aquellos fantasmas libro eran cosas ya sabidas o absolutamente falsas.

Pero el capuchino sigue yendo y viniendo, siempre de noche, con un constante suministro de libros. Una noche llega con esa extraña aura en torno suyo, como si estuviese excitado. No se le pueden ver los ojos, pero estoy seguro de que estaban abiertos como platos cuando se reunió en audiencia con Augustus.

Resulta que el Capuchino había encontrado parte de un diario de Japeth Cappadocios que hablaba del Abrazo de Augustus. Parece ser que cuando Tío Auguie recibió el abrazo, un poco de la sangre de capadoccio quedó fuera,. Japeth y Constancia recogieron esta sangre y la guardaron en una jarra (llamado el verdadero recipiente) sellada con cera de abeja, dejándola ¿adivinas donde? ¡Escondida en el templo de Erciyes!

Augustus se puso furioso. Claudius había destruido lo que quedaba del templo tras destrozarlo en busca el Diario de Khazar, ¡y resulta que había una jodida botella de sangre de Cappadocius!

No sé que te habrán contado de la purga de los Ladrones de Tumbas, pero Augustus jura que parte del alma de Cappadocius se escapó cuando estaba diablerizando al viejo loco. Mucha gente dice que eso no es posible, pues debes consumir el alma entera para que la diablerie tenía efecto, pero Augustus opina lo contrario.

De todas formas, había una oportunidad de terminar con el trabajo por si las dudas ¡y Claudius la jodió!

Bueno, he visto enfadado a Augustus Giovanni, y no es algo que se olvida, ¿sabes? Así que no puedo imaginar la cara que pondría al enterarse de que el mal genio de su propio chiquillo había arruinado la posibilidad de aliviar sus temores de que Cappadocius esté todavía por ahí, paseándose por la zona fantasma.

No hace falta decir que Claudius no sobrevivió a aquella noche. Augustus hizo llamar a su chiquillo, que inmediatamente supo que algo iba mal. Se dice que el capuchino sonrío al ver palidecer a Claudius al enterarse, pero no había nadie más allí, así que no se quién dio pie a esa historia. Bueno, pues Augustus agarra a Claudius que es revuelve con toda la furia que puede reunir un vampiro de la cuarta generación: hay unas grande grietas en las catacumbas del Mausoleo (nuestra loggia central en Venecia) causadas según los rumores por los choques de los dos cainitas contra las paredes de durante la pelea. Al final, por supuesto, ganó Augustus, que aplastó la cabeza de Claudius con sus propias manos y bebió la negra sangre mientras corría entre sus dedos.

Pero lo jodido es lo que pasó después. Supuestamente, Augustus no bebió e alma de Claudius, así que no fue una verdadera diablerie, y quedaba lo bastante de él (al menos entonces) como para necesitar que alguien se ocupase: Augustus estaba fuera de sí, pero al parecer el dio el cadáver de su chiquillo al capuchino, prefiriendo olvidarse del incidente.

Lo que el capuchino hizo con el cadáver es algo que n ose sabrá nunca porque él no dice nada ¿Quieres preguntárselo tú?


La edad Industrial.


Para cuando está terminando todo esta mierda de culebrón ya es más o menos el principio del siglo XIX, y Augustus ha quedado bastante anticuado. Sigue actuando como un príncipe comerciante mientras el mundo ha progresado inexorablemente sin él.

Pero, por suerte, no cometió los mismo errores que Cappadocius: dejó que el clan creciese de forma independiente, persiguiendo los objetivos de la familia. Todo el tiempo que dedicó a cazar fantasmas y sangre mítica, nosotros lo consagramos a convertir el clan en una legión de industriales y comerciantes de clase media alta (tienes que ver el aso de clase media alta a clase alta: un minuto te están ignorando y al siguiente eres la gente guapa de moda) especulando con la economía mundial. Y esto es bueno, porque Augustus no sabía una mierda del Producto Nacional bruto o economía libre de mercado.

Y esto es el punto crucial: lo hacemos también por nosotros mismos. No somos marionetas de algún cadáver controlador de mentes desde las sombras, con una no vida miserable y bebiendo de leprosos. Somos la clases industrial emergente, satisfecha de hacer de nuestras no vidas lo que queremos, ya optemos por la espiritualidad de la noche eterna o por la bendición temporal del efectivo sin límites.

Con el paso del tiempo el mundo profesa también hacia un estado de economía global. Esto es cojonudo para nosotros, como que seamos tan buenos en las finanzas. Verás, ejerciendo más y más influencia sobre el mercado global, nos ponemos en la posición en la que necesitamos estar. Entonces empezamos a crear dependencias de nuestras empresas. La presencia Giovanni se hace fundamental en los puntos clave, y cuanto más tenemos, más poderosos nos hacemos.

El resultado final por su puesto es la capacidad de destruir la economía global. Destrozar mercados de valores, llevar a la bancarrota a líderes financieros, arruinar gobiernos y subir los precios de bienes esenciales por las nubes... Todo ello sirve a un propósito: el caos. No tengo que decirte que con el caos llega la violencia y con la violencia la muerte. Por lo que podemos figurarnos, si conseguimos que todo ocurra a la vez, rebasaremos fácilmente el objetivo de los cien millones de almas. Y entonces será cuando nos pongamos manos a la obra.


Más visitantes curiosos.

Así que ahí estamos, dispuestos a hacer montones de dinero, cuando lama a la puerta del Mausoleo nada menos que el criado de color de un vampiro haitiano que se hace llamar el barón. Naturalmente los porteros le niegan la entrada a tipo, pero él insiste. Tras horas de llamar y ser ignorado, termina por marcharse, diciendo que el ‘amo’ va a sentirse muy molesto. Y yo me digo ¿qué mido puede darme ese Barón si todo lo que tiene es un negro colgado que llama a las puertas, no?

Nunca he estado más equivocado. A la noche siguiente el barón llega a la puerta.

Mira, he visto un montón de cosas. He visto niños con los ojos vaciados y la lengua arrancada, hombres con la polla cortada y cosida en la boca, cuerpos irreconocibles vueltos del revés, y todo tupo de muertes rituales de Nigromancia ideadas para capturar al alma cuando sale del cuerpo. Incluso he visto zombies creados a partir de cadáveres de semanas y meses.

Pero este barón se lleva el puto primer premio.

“Soy el barón Samedi”, dice y no tengo ni idea de cómo el portero no le ha vomitado encima al muy hijo puta, porque puedo notar su olor a podrido desde el otro extremo de la sala. El barón mide como un metro sesenta, y lleva una ropa formal que resulta terrorífica al ser un jodido cadáver andante. Los ojos del tío se el caen por la cara, huele como una tumba colectiva, sus músculos expuestos son grises y raídos y le cuelgan en tiras, ¿y quiere ver a jefe?

¿Qué podía hacer el portero? El barón conoció a Augustus Giovanni esa noche, y se han odiado mutuamente desde entonces.


El verdadero recipiente aparece.

Bueno la razón de la visita es el capuchino. Al parecer el barón y sus mierdosos amigos zombi han dado con un jarra sellada con cera de abeja y que hace un ruido líquido. Ninguno de esos tipos puede abrirla, pero el barón ha visto algo de magia antes y supone que tiene alguna protección mística.

Se lo comenta a su amigo el Capuchino, que dice que puede tener un comprador interesado: ¿porqué no te pasas por la Avenida Drácula en Venecia, colega Barón?

Bueno, que me condenen (de nuevo) si el barón no se las ha arreglado para perder el jodido verdadero recipiente por el camino (una banda de Setitas, nos dice) pero pensaba que de todas formas tenía que venir. No sé tu aso, pero una afirmación así pone mi detector de mierda en marcha. En cualquier caso, supongo que Augustus debió haber querido matarle en aquel precioso instante, pero se lo pensó mejor, porque el barón salió a los pocos minutos sin decir una palabra.

“Tráeme 20”, dice Augustus, y se muy bien que quiere decir veinte jodidas personas. Está en uno de sus arranques de genio, pero es el jefe, así que no se lo tenemos e cuenta. Más tarde, compruebo la situación, y él sigue ahí sentado, con la cabeza en las manos y esos veinte desgraciados colgando cabeza abajo del techo. Algunos están en mejor forma que otros (a los que les faltan partes de la cabeza, miembros, ya sabes...) pero es obvio que Augustus no ha terminado todavía, así que salgo de allí tan discretamente como puedo.


Y adelante.

Y así ha estado todo desde entones. Tranquilo. Augustus empieza a dar muestras de su edad y ha estado entrando y saliendo del letargo durante todo el siglo pasado. De hecho, lleva dormido los últimos 30 años, más o menos.

Pero nosotros seguimos en marcha, haciendo lo que hacemos. Algunos en el campo de la Noche Eterna, desenterrando lo que podemos del Diario de Khazar y del Verdadero recipiente. Otros mantienen a la familia, ganando dinero y ocupándose de las inversiones. Y otros están a lo que sale, estudiando la vieja Nigromancia y resolviendo lo que surge.

Pero no será así por mucho tiempo. Me siento bastante seguro al decir esto, pues aunque sólo tengo 200 años, puedo ver los ciclos de las cosas. El futuro tiene muchas cosas reservadas para los Giovanni, y no estoy hablando de un futuro remoto. Aunque aún no estamos preparados para flexionar nuestro músculo financiero a una escala que haga estremecerse al mundo, nos estamos acercando. Y cuando lleguemos a ese punto, puedes apostar a que habrá algunos cambios. No hemos construido una base de poder de 800 años para nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: Re: Clanbook Giovanni    Jue Jun 02, 2011 12:57 am

CAPÍTULO TRES : MÁS DE LO QUE PARECEMOS


Vida y no vida entre los Giovanni.

Como puedes imaginar, en una familia de tal tamaño, diversidad y mala reputación, la vida y no vida entre los Giovanni son asuntos muy delicados. Más que cualquier familia normal, estamos rodeados de politiqueos internos, largas rivalidades fraternas, traiciones y tenebrosas agendas. Aunque nuestra lealtad a la familia nos impide “vendernos” a alguien ajeno al clan, los Giovanni estamos notablemente automotivados y reclamamos siempre nuestra posición.


Familia Mortal.

Hay quien dice que los Giovanni nos parecemos algo a esas familias de ghouls del Sabbat, Es cierto pero sólo a un nivel muy básico. Por la mayor parte, los parientes mortales se dan cuenta de que hay en marcha algo más grande de lo que saben, pero muchos están al tanto mientras otros son totalmente ignorantes (e inocentes... guiño, codazo)

Por lo genera, los Giovanni mortales son buenos católicos (salvo los Milliner y los paganos Pisanob... pero me estoy adelantando). Acudimos regularmente a la iglesia y pagamos nuestro diezmo. También es a través de esos lazos de “buenos católicos” como el clan Giovanni extiende su imperio a otras familias. Unos pocos Giovanni acaban incluso formando parte de la Iglesia, aunque son invariablemente los inútiles o los morales sin remedio, que han sido dejados a parte a propósito. Hay una vieja historia sobre un ghoul Giovanni que se puso al servicio del Señor, y no podía, en buena fe, seguir sirviendo a la familia. No hace falta decir que aquel ghoul fue apartado de su posición en la Iglesia y vigila ahora la entrada de una loggia del clan en Padua... como Wraiths.

Los miembros de la familia suelen trabajar en alguna faceta de los negocios Giovanni, y con frecuencia saben que están sirviendo a los intereses de alguien más. La eficiencia y la rentabilidad te hacen ganar el respeto de los niveles operativos superiores y quienes trabajan bien acaban siendo ascendidos al siguiente nivel de la Sociedad, los ghouls. Algunos blandos se quejan de que esto provoca una atmósfera de brutalidad y navajeo. Que se jodan. Tal y como yo lo veo, todo el mundo sabe que el éxito es recompensado, y que den si el primo Santino pone alguna vez sus sucias zarpas sobre lo que tanto trabajo me ha costado conseguir.

La expresión negocio familiar cubre cualquiera de los tropecientos mil pasteles en los que tenemos metidos los dedos. Nuestros agentes mortales son de todos los tipos, y están entre los trabajadores manuales y los altos ejecutivos. “El mundo necesita cavadores de zanjas” es una frase muy común, pero solemos dejarla para los tarugos que hace el trabajo sucio que les endosa algún pez gordo.

A este nivel, muchos miembros de la familia están consagrados a la mierda cotidiana del clan (aunque con frecuencia de forma tan sutil que no se dan cuenta). La familia tiene que comer, o nuestra cantera de vástagos se agotaría, ¿no? Los hogares de los Giovanni (y nuestras tumbas subterráneas) necesitan mantenimiento, y alguien tiene que pagar todas esas pejigueras mundanas (agua, electricidad, etc..) En algunas raras ocasiones, algún miembro mortal de la familia se topa con los aspectos más feos del negocio: puede que tenga que robar tumbas para que dispongamos de sujetos de estudio frescos; puede que le toque hacer de intermediario entre la familia y quienes están en nuestro bolsillo, pagando a las autoridades cuya curiosidad podría causar problemas. Puede que incluso sean ayudantes, asistentes o “compañeros” de importantes mortales, ghouls o vampiros de la familia estando sujetos a la voluntad de sus superiores.

Muchos Giovanni pasan la mayor parte de su vida mortal, si no toda, como esbirros de sus superiores. ¿Es raro entonces que tengamos más asesinato de parientes que una producción de Hamlet? Esta tradición está mal vista, pero no suele ser castigada cuando ocurre: si un Giovanni no es capaz de superar en ingenio a su hermano pequeño, ¿cómo va a mantener su lugar en el mundo real? En el traicionero mundo de los negocios del clan, los que buscan el éxito suelen verse bloqueados o atacados por otros familiares, y deben eliminar a la oposición si quieren alcanzar sus objetivos. No es que nos guste, pero bueno, yo mismo he añadidos unas cuantas lápidas al cementerio familiar en mis tiempos. ¿Qué puedo hacer al respecto? Siempre envío lirios.


Besar a los primos.

Por supuesto, no todas las relaciones familiares son tan escalofriantes. De hecho la insular y reservada naturaleza de la familia da lugar a veces a relaciones bastante húmedas y acaloradas. El amor y la lujuria entre los miembros de la familia son realidades de la vida entre los Giovanni. En parte decadencia, en parte degeneración y en parte simples ganas de follar (aunque supongo que probablemente algunos de nosotros quieren de verdad a sus hermanos y hermanas), estas relaciones incestuosas no están precisamente autorizadas en la familia, pero tampoco es que se impidan. Los frutos de estos ataques de lujuria son considerados miembros de la familia, y tienen las correspondientes responsabilidades. Es decir, si son capaces y no tienen que pasar la vida en un centro especial.

La mayoría de estas relaciones no tiene lugar entre hermanas y hermanos o entre padres e hijos (aunque también sucede). Son más frecuentes entre primos (y no me digas que no has pensado nunca en metérsela a tu prima). Los Giovanni no permiten el matrimonio entre hermanos, padres e hijos y primos hermanos, pero todo lo demás vale. Habiendo tenido acceso a grandes cantidades de dinero desde vete a saber cuando, no nos sorprende nada del comportamiento “alternativo” de los nuestros que puede ir de la simple curiosidad a la más descarada perversión. Créeme, he visto algunos cosas realmente jodidas.


Muerte mortal.

Aunque es raro que los Giovanni dejen morir a los suyos (les convertimos en ghouls, a menos de que merezcan morir), a veces pasa. La muerte reclama a un buen número de miembros de la familia: quizá en el cuchillo de un asesino (o de un hermano), quizá por vejez o muerte natural al final de una vida no inspirada; quizá por una cruel deformidad o aberración endogámica (como Nuncio Nueve Dedos); quizá a causa de la violencia fortuita o cualquier otro suceso que acabe matando al pobre infeliz.

Pero eso no es excusa para hacer el vago. Tras la muerte, se espera que los Giovanni sigan en contacto con la familia a través del manto si se convierten en Wraiths. Déjame decirte que, como pocos Giovanni mortales saben lo que está pasando con nuestros abuelitos vampiro, algunos no se enteran de este compromiso post mortem hasta que se topan con el vía nigromancia.

Los Giovanni verdaderamente insípidos, aborrecidos o inútiles no reciben el respeto de la muerte. Los que se han ganado la censura de la familia suelen quedar atados a ciertas áreas bajo la observación o vigilancia del clan, mientras que otros acaban encerrados en “dispositivos oráculo” y talismanes de adivinación y toda esa mierda. Una de las mejores historias Giovanni sobre el tema es la del capullo del primo Vittorio, a quien atamos a su propio mausoleo, donde profanamos sus restos cuando nos apetece divertirnos. Condenado a una eternidad contemplando como escupimos y cagamos sobre su cadáver, Vittorio se ha vuelto loco, y usa sus poderes fantasmales para hacer que el aire de la tumba se vuelva gélido para los “visitantes”, ¡Buuuuu, que miedo!


Ghouls.

La mayor parte de la familia Giovanni está compuesta por una vasta red de ghouls; casi el 75 % de la familia es esclavo de uno u otro chupón. Aunque puede parecer un número muy alto para los simpatizantes de la Camarilla y su patética “mascarada”, ten en cuenta que de toda la Estirpe, somos los que más nos relacionamos con los asuntos de Fulanito Púlbico Diurno. Así que prácticamente tenemos un ejército de ghouls mantenido por la familia, que sirven como nuestros enlaces con el mundo. Después de todo, el número de tratos que pueden cerrarse de noche es limitado, y no pasará demasiado tiempo antes de que tus enemigos descubran tu naturaleza exclusivamente nocturna.


El beso del aspirante.


El acto de crear un ghoul se conoces como el beso de Aspirante. Lo llamamos así, porque cuando se crea un ghoul Giovanni, se abre ante él una intrincada red de secretos acerca de la familia y la Estirpe; es como si el nuevo ghoul fuese presentado en el mundo de los vampiros, pero sólo como aspirante, pues no es todavía uno de nosotros. Mantenemos perpetuamente el Abrazo (Dios, suena tan sarasa) sobre la cabeza del ghoul: si sirve a su amo con lealtad y eficacia, recibe el abrazo como recompensa; si le sirve bien pero sin llegar prometer nada extraordinario, sigue siendo un ghoul para siempre; si le sirve mal, es eliminado.

Cuando decidimos otorgar el Beso del aspirante, somos extraordinariamente astutos en la ejecución: se dice que nunca se ha hecho dos veces de la misma forma (Aunque no es del todo cierto, pues a veces un estilo se pone de moda). Esto nos ofrece un jodido montón de oportunidades para demostrar nuestro ingenio y superioridad, y al mismo tiempo define la naturaleza del vampiro y su esclavo. Muchos de los Giovanni más desagradables obligan a sus futuros ghouls a humillarse ante ellos (he oído que Clemente Giovanni obligó a su hermana a tomar la sangre de su... ejem, de su miembro cuando le otorgó el beso de aspirante), mientas que los más compasivos (es decir, gays) lo hacen tan ‘tierno’ como pueden. Pásame los kleenex, corazón.

Supongo que debería mencionar que todos los Giovanni tiene que pasar por el Beso de Aspirante y servir a un dormitor antes de recibir el Abrazo. Tienes que pagar tus deudas ¿sabes? Aunque es físicamente posible Abrazar a quien quieras, como cualquier otro Vástago, el beso de aspirante es honrado por todo el clan. No sólo da al vampiro la oportunidad de poner a prueba la fibra de su esclavo, sino que también garantiza que el ghoul seguirá siendo fiel una vez abrazado.





Entre víboras.


La Sociedad de los ghouls Giovanni es como una mezcla de sociedad vampírica y humana. Cada ghoul se esfuerza constantemente por superar a sus compañeros de clase, pues sólo reciben el abrazo aquellos cuya estrella brilla más fuerte. Estas cuadrillas de ghouls a las órdenes de un vampiro reciben el nombre de cofradías, enfatizando sus estructura multinivel: el vampiro es el poder de la unidad, con varios ghouls ocupando los puestos inferiores. Los mayores peces gordos controlan legiones de ghouls; Claudius Giovanni llegó a tener un establo de más de 100 jodidos ghouls, aunque cómo lo hacía par darles sangre a todos sin arriesgar su propio culo sigue siendo un misterio para mi.

Los ghouls suelen ocuparse de varios aspectos de los asuntos de su jefe, y los miembros de la familia son seleccionados por su utilidad al respecto. Aunque un vampiro puede escoger a todo un grupo de mayordomos y criados, probablemente sólo necesitará un chofer o un contable. Los ghouls mas poderosos son los mantenidos por sus amos como consejeros; de hecho, hay algunos ghouls ancianos y muy raros que prefieren seguir como tales a recibir el abrazo, razonando que mientras sean ghouls nadie irá por ellos, sino a por sus amos. Nadie ataca nunca al poder tras el trono, ¿verdad? Por supuesto no es del todo cierto, dado el follón de nepotismo y politiqueo que son las relaciones familiares de los Giovanni, pero hay algo de verdad en ello. Después de todo, algunos Giovanni disfrutan “robando” ghouls destacados a sus hermanos.

Los ghouls hacen el trabajo pesado glamouroso de sus amos. Ya no son simples operarios, sino que se ocupan del dinero de sus amos, sus asuntos personal y profesionales, necesidades Nigrománticas (“¡Tráeme otro cuerpo, pero esta vez con cabeza), alimentación, transporte, actividades sociales, etc. la verdad, dependemos tanto de los ghouls para todas pequeñas tareas, que me pregunto si el clan podría sobrevivir sin esa infraestructura. Supongo que los ghouls también se lo preguntan (aunque no en voz alta)pero cierran el jodido pico, o acaban cayendo en desgracia y paleando mierda de caballo en Palermo mientras su hermano pequeño se hace cargo de los asuntos del Tío Giorgio.


Nuevas perspectivas.

Tras el beso del Aspirante, comienza el período de adoctrinamiento del ghoul en la propaganda de la gloriosa familia Giovanni. Además de la potencia de los ghouls, nosotros solemos enseñarles los principios básicos de alguna que otra de nuestras arte. Pero no demasiado: los criados tiene que permanecer en su sitio.

En asuntos de negocios, los ghoul suelen ocupar posiciones directivas o administrativas en el dominio de su amo. De día, se aseguran de que las operaciones funcionen bien (eso, los que se ocupan del aspecto financiero)... muchos ghouls se dedican exclusivamente al bienestar de su viejo y polvoriento amo mientras éste se pasa el día sobando, algunos afortunados tiene otros objetivos más siniestros. De noche, los ghouls se implican más en la nigromancia y los ejem, estudios “esotéricos” de su amo, aparte de los asuntos a lo Melrose Place de las relaciones en el clan.


Vampiros Giovanni.

Los ghouls que demuestran excepcional valía, cerebro o pelotas pueden acabar atrapando la zanahoria y recibir el abrazo. Aunque los Giovanni no ofrecen la maldición de Caín a la ligera, nuestro número es más o menos igual al de cualquier de los otros clanes (aunque suele pasar inadvertido, pues los vástagos estúpidos tienden a creer que todos los Giovanni llevan este apellido).


Salir de las brasas...


Pero conseguir por fin el abrazo no es ningún paseo por el parque.

Los Giovanni recién abrazados se encuentran en compañía de los más viciosos, sádicos, degenerados y jodidamente viles de todos los vampiros: nosotros. Ningún período como ghoul, dominio de las artes negras o malignos servicios puede preparar adecuadamente a un novato para el resultado del abrazo. Ser un vampiro Giovanni es ser uno de los más vehementemente Condenados. Te va a encantar.

No todos los Giovanni están impulsados por la superbúsqueda Cappadocia de Augustus, aunque no se oponen a ella. Algunos se rodea de la brujería de la Nigromancia mientras otros flexionan su músculo monetario en la economía global. Y otros han quedado totalmente defraudados por ambas opciones y se consagran a la depravación que la sensualidad de la Estirpe prácticamente suplica ofrecer. Por supuesto, cada una de estas facciones se considera lo mejor del clan, y está siempre a la búsqueda de nuevos inge... esto conversos. Sabes, a veces pienso que lo único que se interpone entre nosotros y el absoluto dominio de la noche son nuestras luchas internas. Pero por otra parte, la no vida no sería tan divertida sin ellas.




Sangre nueva.

Bajo esta capa de política de culebrón hay abierta una vieja herida: la lamentable separación de antiguos y ancillas. Visiblemente divididos por la línea pre y post Cappadocios, los Vástagos del clan Giovanni siguen chocando en el terreno de la propiedad y el respeto. Como en la gran Yihad, los antiguos mantienen un aire de superioridad basada en la edad, un mérito casi anacrónico y la generación, mientras que los Giovanni más jóvenes luchan por un reconocimiento basado en la innovación el éxito continuado y los logros personales. Quizá sea la fiera sangre italiana que corre por nuestras venas no muertas, o puede que un residuo de la Bestia o lo que tengas, sea como sea, esta guerra centenaria prosigue cada noche.

Naturalmente, los antiguos no quieren renunciar a nada de su poder ancestral, así que cultivan la culpa familiar un verdadero culto a los antepasados entre ancillas y neonatos. El descendiente de una oveja negra muerta hace siglos sigue siendo el descendiente de esa oveja negra, y su abrazo esta condicionado desde el principio, mientras que el chico de oro del linaje del antiguo lleva una existencia regalada (mientras siga arrodillándose ante sus amos, claro.) Irónicamente, lo único que nos impide a los Giovanni llegar a nuestro ideal es lo mismo que impide que los demás vástagos nos revienten.


Moralidad Giovanni.

Aunque algunos podrían afirmar que el término moralidad Giovanni es una contradicción, en realidad somos una gente bastante recta. Los vástagos Giovanni tenemos unos códigos que, aunque no son rígidos, abarcan todo nuestro paradigma de existencia, o algo sí...

Muchos Giovanni, dados nuestros tratos con el mundo mortal, seguimos reteniendo al menos una parte de nuestro lado humano. Aunque los horrores que presenciamos y cometemos cada noche convierten esto en una batalla constante, aceptamos el reto. Ya ves, hacer otra cosas sería reconocer el dominio de la bestia, y nos habríamos convertido en Gangrel o Sabbat o algún otro animal movido por el instinto. MUCHOS Giovanni tenemos relaciones con el mundo mortal hasta tal punto que aceptar la pérdida de humanidad inherente a la condición vampírica nos haría menos eficaces en los negocios. La empatía con los clientes y las buenas relaciones con los socios financieros son aspectos vitales de la actuación de un Giovanni. Y como sabe cualquier Giovanni, si fallas en tu actuación hay montones de hambrientos advenedizos esperando para caer sobre ti.

No obstante, algunos Giovanni aceptan los oscuros principios de la Senda de la muerte y el alma (en términos de juegos, estos Giovanni cambian sus rasgos de conciencia y autocontrol por los de insensibilidad e Instintos). Libres de las gimoteantes emociones del ganado, estos vampiros se alejan rápidamente del resto de nosotros, rechazando la pasión humana a favor de los fríos e inevitables pasos de la muerte. Cuando antes entienda uno la muerte, razonan estos Giovanni, antes desaparecerá su miedo a la misma.

Muy pocos, Giovanni, en su mayoría los realmente viejos de antes de la purga Capadocia, siguen los principios fundadores de la senda de la muerte y el Alma, conocidos como el camino de los Huesos o vía Ossis. Aunque no es tan rígida como la senda del Sabbat, la Vía Ossis implica “consagrarse a la compresión del inevitable final de la vida”. Estos vampiros están más interesados en comprender qué demonios es la muerte que en su relevancia global. Son tan fríamente científicos como los seguidores de la senda del Sabbat inquisitivos espiritualmente.


UN ASUNTO DE FAMILIA.

Durante mucho tiempo nos han representado como una familia endogámica e incestuosa, dominada por la decadencia. Aunque puede ser cierto por lo que se refiere a nuestra política de clan, no lo es tanto con respecto a la familia misma. Tanto el clan vampírico como las familias mortales tienen intereses muy diversos, aunque tendemos a aprovechar la ignorancia de los demás clanes.

Hay muchos errores preconcebidos acerca de nosotros. Verás, al ponernos aparte de la Yihad (una de las ideas más jodidamente astutas de Augustus), no tenemos que aguantar la mierda que se tragan la Camarilla y el Sabbat. Quiero decir que no estamos aquí para proteger al mundo de la llegada de los antediluvianos ni para allanarles el camino. Demonios, el líder de nuestro clan sigue no muerto y coleando, y no enterrado bajo alguna montaña en la tierra de las sombras o alguna mierda por el estilo.

Y si, he dicho familias. Piénsalo ¿podríamos conservar nuestras no vida si todos nos llamásemos Giovanni? ¡Por favor! Después del asunto capadoccio, no éramos muy populares, y tuvimos que... diversificar nuestros intereses. Esto no quiero decir que no estemos orgullosos de nuestra herencia italiana; simplemente es que no somos idiotas. Eso es lo que jode a esos príncipes de la camarilla más que ninguna otra cosa: que no lo captan. Se creen que pueden azuzar a sus sabuesos brujah detrás de todos los Giovanni del listín telefónico y deshacerse de nosotros. Pero no es así.

Por cada Giovanni con este apellido, hay media docena de vampiros Giovanni por todo el mundo con otro distinto. Sólo somos los primeros y los más prolíficos.



Los Dunsirn.


Estos tipejos proceden de la vieja estirpe de Escocia del haggis. Sólo que su haggis no está echo con tripas de oveja, sino con las de sus vecinos. Eso es. Caníbales.

Esto no es del todo justo. Debería haberte dicho antes que son una familia de banqueros, y que así fue como llamaron la atención del tío augie. Los Dunsirn. Los Dunsirn puede cobrarse más favores en Gran Bretaña y la Isla esmeralda que primos tiene un puertorriqueño, y todo porque son ricos.

Y lo han sido durante siglos. Estos tipos saben hacer las cosas bien, al menos cuando hay dinero de por medio (¿y no lo hay siempre?) todo el mundo tiene deudas con ellos, y, lo que es más importante todos les confían su dinero. Hacen beneficios de forma rápida y enérgica, en la tradición bancaria: invierten lo que depositas, ganan dinero y se vuelven a sumergir en sus empresas. También son los hijo putas más tacaños que puedas imaginar. Ebenezer Srooge no tendría nada que hacer frente a los Dunsirn como demuestra su margen de beneficios.

Pero también está ese detalle del canibalismo. Algo atrás en las brumas de la historia, un Dunsirn se volvió un poco raro en sus costumbres alimenticias. Por supuesto, la familia no quería manchar su nombre y reputación con aquel idiota, así que le repudiaron. Pero a él no le importó un carajo: se fue al campo, tomó una esposa y tuvo camada.

Todos crecieron siguiendo las costumbres de su padre, pero lo hicieron en secreto y prosperaron. Finalmente, aquella pequeña rama de los Dunsirn decidió que estaba harta de vivir en un cochino agujero. Volvieron con el resto de la familia, los eliminaron a todos y se hicieron cargo. Ya sabes lo tradicionales que son estos tozudos escoceses : sus deudores siguieron pagándoles por respeto a las viejas tradiciones, aunque estoy seguro de que tuvieron que amenazar con comerse a más de un moroso.

Y antes de que lo preguntes, sí, se comieron a los no mancillados. Creo que es por eso por lo que le gustan tanto a Augustus.

Encajan en el esquema Giovanni principalmente por su capacidad de hacer dinero. Durante mucho tiempo, los Giovanni lo habían pasado mal para establecerse en el oeste de Europa. Como aquellos tipos eran los dueños de prácticamente todos los barcos que salían de Inglaterra, Escocia e Irlanda, sabían quién iba a bordo y cuándo era necesario que algún barco sufriese un accidente. En muchos casos fueros nuestro pie en la puerta aquí en los Estados Unidos. Siguen haciendo un montón de negocios con gente que no tocaría a los Giovanni, y ahí es donde son más fuertes recogiendo lo que dejamos nosotros.

Intereses e Influencia: Los Dunsirn siguen aferrándose casi exclusivamente a su Escocia nativa, pero unos cuantos han cruzado ya el charco. Son ante todo banqueros, prestamistas y tiburones financieros: la nigromancia no está muy alta en su lista de prioridades. Pero son dueños de gran parte de la tierra de Inglaterra, Gales, Escocia e incluso de Irlanda, y hay varios cementerios en sus propiedades, así que si alguna vez les da el capricho, les sobrarán recursos.

Los Dunsirn tienen gran parte de las Islas británicas en su poder, o al menos en deuda con ellos. Típicos mercenarios, se sabe que han tenido relaciones profesionales con católicos y protestantes de en Irlanda, manipulando a ambos bandos en busca del máximo beneficio. Obviamente, sus negocios tienen lugar tanto bajo la mesa como sobre ella, pero hay tantas fuerzas políticas y gubernamentales que les deben favores que están a salvo de cualquier ley ética o criminal.

El beneficio es la fuerza que mueve a los Dunsirn: el dinero el principio y el fin de toda acción. Su incorporación al clan Giovanni fue voluntaria, y algunos murmuran que cuando Augustus les dio entrada, negociaron una cláusula de liberación, que pueden utilizar si se siente descontentos con las condiciones del clan. En la familia hay unos 100 vampiros, y el resto son ghouls o mortales.

Su canibalismo es considerado una especie de leyenda urbana entre la gente que se relaciona con ellos. Los Dunsirn tienen un aire de respetabilidad que les protege hasta cierto punto, y tampoco es que sólo coman gente. Tiene una dieta tan variada como cualquier humano... y puede que un poco más, supongo que ya me entiendes.

Personajes Dunsirn
: Los PJ Dunsirn tienen los atributos mentales como los favoritos, los sociales siguiéndoles de cerca, aunque pocos Dunsirn tienen más de 2 puntos en Apariencia. Los conocimientos suelen ser la categoría primaria de habilidades y no se sabe de ningún Dunsirn que no tenga al menos recursos 2.





Los Pisanob.

A principios de siglo XVI, Hernán Cortés llevó a una pandilla de españoles al nuevo mundo para exterminar a los indígenas y robarles su mierda. Unos pocos de los nuestros se apuntaron al viaje (ya sabes por seguir compitiendo) y se encontraron con los Pisanob entre los paganos.

Los aztecas, a los que descubrió Cortés, tenían unas ceremonias religiosas que incluían un verdadero pringue de sacrificios humanos. Los Pisanob eran un grupo estrechamente unido de clérigos que regulaban y conducían estas ceremonias, con frecuencia matando ellos mismos a las víctimas, y les decían a la gente que eran sacrificados hechos a los dioses.

Lo que los Pisanob no decían a sus seguidores era que atrapaban las almas de los cuerpos mortales. Confinaban a las almas capturadas en los cráneos de anteriores sacrificios, obligando a los fantasmas a cumplir sus órdenes. Ya habían creado una verdadera red y una fortuna en su reinado religioso, y nos las arreglamos para establecer contacto (es decir, abrazar) con algunos de ellos antes de que Cortés borrase la cultura entera en el año 1520. En la cúspide del poder Pisanob, estaban relacionándose con los incas además de con su propio pueblo. Algunos de los espíritus de los cráneos indicaban que también hubo alguna actividad proto-pisanob entre los toltecas al menos 300 años antes de que nosotros les pusiéramos la mano encima.

Nuestros neonatos Pisanob continuaron la labor de sus antecesores, extendiéndose entre las culturas centroamericanas como la viruela entre los indios. Al contrario que nosotros y los Dunsirn los Pisanob no eran una verdadera familia antes de su incorporación al clan. Empezaron como una Sociedad de sacerdotes que más tarde adoptó lazos familiares, al tomarles bajo nuestra ala. Ahora, más de 400 años después son una auténtica familia, y transmite el abrazo sólo a parientes.

La palabra Pisanob es en realidad maya, y significa algo así como ”fantasmas de los muertos que caminan por la tierra”. De acuerdo con la mitología maya, estos fantasmas atormentan a los muertos, embrujan sus sueños y hacen todas las mierdas típicas de los fantasmas. La rama de la familia Giovanni toma su nombre de estos espíritus, y sus miembros pueden remontar sus raíces hasta aquellos primeros sacerdotes. Ahora, por supuesto, es mucho más fácil: si tu papi es un Pisanob, eres un Pisanob. Pero en la línea misma, las cosas no están tan claras: hay constantes rumores y acusaciones en plan de que si Fulano es o no un verdadero Pisanob y si su sangre es la correcta. Y digo yo: joder, si el tío puede hacer Nigromancia y no es una amenaza para el clan, ya me vale. Pero ya sabes cómo son esos hispanos: tan pobres y miserables que sólo les queda la honra.

Intereses e Influencia: Sólo recientemente convertidos en una familia, los Pisanob están unidos por su interés común en la Nigromancia. Usan reliquias y accesorios de siglos de antigüedad: muchas de las ramas de la familia tiene cráneos y huesos que aún albergan antiguos espíritus. Mantiene sus prácticas de Nigromancia en la actualidad, y muchos se han introducido en la profesión médica, pues el relajado sistema legal y los caóticos hospitales de América del sur y central pueden ocultar muchas víctimas y complicaciones operativas.

A un nivel más pragmático, los miembros de la familia han sido históricamente capaces de localizar vetas de oro a través de la información que sacan a los antiguos espíritus. Supongo que los conquistadores no lo encontraron todo...

La nigromancia Pisanob es un poco distinta de la que practicamos los demás. Por alguna razón, están verdaderamente vinculados a toda esa palabrería y abracadabra que se inventaron para contentar a los salvajes. Así que sus ritos importan de verdad. No es que salten y se agiten y le arranque las patas a un pollo ni nada por el estilo, pero celebran varias ceremonias muy elaboradas. Por ejemplo, si tienen que matar a alguien para capturar su alma, usarán el cuchillo que usó su padres y antes su abuelo. Invocan a extraños espíritus como Xipe Topec y Ometeotl y qué se yo, y tienden a llevar túnicas negras y tocados extravagantes. Los demás no tenemos ni idea de por qué lo hacen, pero parece ser que les facilita las cosas, así que estupendo.

Los Pisanob tienden también a ser muy aventureros. Les gusta trepar por sus viejas ruinas y vagar por las junglas pantanosas en busca de esos escurridizos misterios. Supongo que son búsquedas visionarias y que van flipados con alucinógenos (o más bien, con sangre gente flipada por alucinógenos) para comulgar mejor con los espíritus. Bueno, supongo que si les sirve.....

Personajes Pisanob
: Los Pisanob suelen tener atributos Físicos altos, pues son una gente fuerte y robusta. También favorecen los mentales, para aprender y estudiar mejor la magia negra. Es frecuente que sean pobres y marginados (incluso cuando trabajan en hospitales lo hace como internos y ordenanzas) y raramente tiene contactos fuera de sus asuntos. Su abrazo ha sido bastante reciente (al menos desde una perspectiva vampírica) y su líder nominal, Pochtli, es de la 6ª generación: hay muy pocos Pisanob por debajo de la 11ª o la 10ª.

Nigromancia Pisanob
: Debido a las elaboradas ceremonias de la magia Pisanob, muchos de estos Giovanni han desarrollado una dependencia de los accesorios físicos de su arte. Si no dispone de sus objetos rituales, el Pisanob suma 2 a la dificultad de sus tiradas de nigromancia aunque puede ignorar esta penalización durante una escena gastando un punto d Fuerza de Voluntad.


Los Milliner.

¿Quieres oír una historia de conspiraciones de los kennedy que no es una parida? Erase una vez en Nueva Inglaterra, había una contrabandista y traficante de licores llamado Joe. Joe tenía un montón de enemigos y algunos amigos, pero a la larga acabó dándole la vuelta a la situación. No fue bastante para mantener entera la cabeza de su hijo, pero tendrás que ir al cine para esa parte del cuento.

De todas formas, uno de aquellos primeros amigos acabó convirtiéndose en enemigo. He aquí lo que pasó:

Joe Kennedy y Francis Milliner era socios en la Columbia Trust Company. Milliner iba a presidir la compañía cuando P.J Kennedy se la pasase. Pero visto y no visto, aquello nunca ocurrió. Joe kennedy consiguió la presidencia (convirtiéndose en el presidente de banca más joven de América en su momento) y a Milliner le jodieron.

Pero Milliner no dejó que todo quedase así. Quería apartarse de aquel enfermo e incestuoso nido de víboras católicas irlandesas mientras pudiese, antes de que le arrastrasen las ambiciones políticas de Pj, y el dulce Fitz... a Francis se la pelan el poder, sólo quería dinero.

Milliner había hecho algunos contactos entre los inmigrantes italianos de Nueva York, el más notable de ellos Andreas Giovanni. Aunque le hubiesen dejado en la calle, Milliner conservaba sus conexiones con las viejas fortunas de Nueva Inglaterra. Mientras la máquina de guerra kennedy se movía siempre hacia delante a los ojos de América, más y más de su base volvía a manos de Milliner ¿Y a donde iba Milliner con el dinero? A los Giovanni, por supuesto. De todas formas, nunca nos gustaron aquellos católicos domingueros.

Desde entonces, la venganza se convirtió en una obsesión para Milliner. No le bastaba con comprar el hogar ancestral de los Kenedy debajo de sus narices (¿a que no sabías que los Kennedy siguen pagando un alquiler?). quería destruirles como ellos habían intentado destruirle a él. Por desgracia, para cuando Francis estuvo listo, Joe Padre había muerto. “ No hay problema”, pensó Milliner, “Todavía puedo destruir su legado” Y eso hizo, cachito a cachito. NO, no digo que Milliner y los Giovanni estuvieran implicados en el número de magia con la cabeza de JFK, pero tampoco que no hayamos tenido nada que ver (¿no asume mucha gente que italiano es igual a mafioso? Bobby Kennedy provocó un gran sentimiento anti Mafia. Luego hablaremos más de ello). Lo que digo es que puede, sólo puede que, Carlos Marcello (el italo a quien Bobby había deportado y dejado en mitad de la jodida Guatemala sólo con lo puesto) tuviera algunos amigos entre los Giovanni sicilianos. Y había cenado más de una vez en la mansión de Milliner.

En todo caso, a tío Augie le gustaba Francis Milliner, tenía capacidad de odiar, de vengar una ofensa, de hacer lo debido. Y se tomaba las afrentas como un italiano. Los Milliner entraron en escena a mediados de los años 50, y habían sido esenciales en nuestras operaciones americanas entre bastidores 50 años antes de eso. Como los Dunsirn, no están muy puestos en Nigromancia, pero tiene una base de poder de todos los diablos.

Intereses e Influencia: Los Milliner han seguido las huellas de su bisabuelo, manteniéndose entre bastidores e invirtiendo en los sitios adecuados. Están siempre en la lista de Forbes de los más ricos de América, pero nunca oyes hablar de ellos, ¿me entiendes? Sus inversiones se especializan en el beneficio puro.. no suelen correr riesgos. Por tanto, tiene grandes intereses en bancos, construcción, apuestas, marketing y compañías de diversificación de holdings. Son pulcros y agradables: todo lo que hacen está a la vista (excepto, claro está matar a la gente para beber su sangre aunque conocen a tipos en el otro lado de la ley.)

Personajes Milliner: Todos los Milliner son de 10º gen o posterior, pues Augustus nunca se fió por completo de ellos, y los tomó como un proyecto informal. Incluso he oído hablar de Milliner de 14º y 15º generación, lo que resulta patético: se reproducen como conejos en invierno. Casi todos tiene los atributos mentales y los conocimientos como categorías primarias, aunque tienen entre sus filas a unos cuantos charlatanes especializados en los aspectos sociales de las cosas; después de todo, ¿quién quiere hablar de negocios después de la cena si el tipo con el que vas a cenar es un aburrido?


Las familias menores.


Desde nuestro éxito con las Cruzadas y la explosión de la clase comerciante en renacimiento, los Giovanni hemos absorbido a muchas pequeñas familias de mercaderes. En vez de quedar abandonadas a la ruina, estas familias se han convertido en aspectos menos pero importantes de los Giovanni. Aunque no se les suele otorgar mucho respeto ni libertad (después de todo, fallaron en sus acciones contra los Giovanni), pueden alcanzar poder y prestigio en el clan.

Yo digo que les vayan dando... para empezar son unos perdedores, pero nos dan material de cría extra para que el árbol genealógico no pierda todas sus ramas.

La familia della Passaglia, unos comerciantes con Asia al estilo de Marco Polo, es probablemente la familia mayor y más respetada. Sus alcanzadas en puertos chinos y japoneses fueron una útil adición al clan (abriendo nuevos caminos al negocio y las mercancías exóticas) Sus líderes aceptaron bien nuestra adquisición hostil, y en realidad dieron la bienvenida a los ingresos y a la seguridad que les ofrecíamos. A cambio, obtuvimos el acceso a sus rutas comerciales y (quizá lo más importante) la cultura oriental. Los Giovanni y nuestros socios della Passaglia estamos entre los pocos vampiros occidentales que han tenido algún contacto con esos extraños vampiros Catayanos. Los establecimientos de la familia Passaglia en Oriente nos han abierto las puertas a nuevos estudios de Nigromancia, pues el paradigma de la muerte es distinto entre esas culturas asiáticas. Se considera a los della Passaglia unos expertos en Nigromancia asiática y tanatología, e intervienen activamente en todas nuestras operaciones en Oriente. Uno de sus peces gordos, martino, se encuentra ahora en Pekín con su rama de la familia.

Los Ghiberti han hecho contactos en África subsahariana y con los extraños vampiros de la zona, llamados Laibon. De nuevo, el concepto nativo de la muerte es distinto aquí (aunque algunas de sus ideas sobre el ciclo espiritual son bastante similares a las nuestras). Lo Jodido de los Ghiberti es que mezclan con los indígenas. Esos mulatos no son populares en el clan y se quedan en África que es su sitio. Pero los Ghiberti son útiles: han guiado nuestra investigación sobre los aspectos nubios de la muerte, estableciendo montones de valiosos contactos comerciales por todo el continente oscuro. Pero a pesar de todo su conocimiento y sus investigaciones, no se confían en ellos: no puedes fiarte mucho de una familia que bebe agua de color, no sé si me explico.

Por qué metió Augustus a los Putanesca en el clan, lo ignoro. No son más que chulos y camellos (su nombre significa de las putas), y mancillan nuestra ya maltrecha reptación. Supongo que les basta con ser macarras. Matones y vendedores de droga, y que hacen una buena parte del trabajo sucio, asi que no voy a meterme mucho con ellos. Los Putanesca no saben una mierda de Nigromancia (pero seguro que saben dónde buscar material para investigaciones); sólo están aquí para hacer dinero en esos negocios no muy legales pero provechosos. Si te relaciones con los Giovanni y el crimen de bajo nivel, probablemente estás tratando con la rama Putanesca.

Por último está la rama Rosselini. Aunque prácticamente han casado a todos sus hijos en la rama Giovanni, todavía quedan bastantes Rosselini de pura cepa. Nigromantes del nivel de los verdaderos Giovanni, los Rosselini hubiesen podido ocupar nuestro sitio entre los Cappadocios si éstos no nos hubiesen descubierto antes. Nos relacionamos con ellos a finales de renacimiento, cuando una cofradía se enfrentó a Claudius Giovanni en Roma: Claudius les arrancó las almas de los cuerpos, devolviéndolas sólo cuando le juraron lealtad a él y al clan. Obviamente, conocen el valor de su compromiso. La Nigromancia Rosselini tiende a ser un poco más truculenta que la Giovanni, aunque los efectos son los mismo. Los Rosselini son unos putos sádicos retorcidos: les gusta mutilar a sus sujetos de estudio, ‘exprimiendo’ al espíritu mediante la mortificación de su morado mortal.

Personajes de las familias menores: Los miembros de las familias menores no se difieren significativamente de los Giovanni normales, y comparten muchos Rasgos. No obstante, hay sutiles diferencias entre cada una de las familias, muy pocos Putanesca tienen nigromancia, los Ghiberti muestran rasgos africanos, que deberían ser tenidas en cuenta en la creación de personajes.


Familia Política.


Muchos Giovanni. Incluso los de las familias menores, son bastante rígidos... esto tradicionales en su visión del matrimonio. Lo que quiere decir que nuestras hijas y hermanas adoptan casi siempre el nombre de su marido si se casan fuera de la familia. Aunque estas ampliaciones por matrimonio nos abre nuevas fuentes de recursos, no siempre muestra la misma lealtad que inspira la crianza entre los Giovanni. Muchos de los que se asocian a los Giovanni por matrimonio siguen siendo mortales por completo, aunque algunos se convierten en ghouls. Unos pocos han llegado incluso a recibir el Abrazo... pero son raros: no debe haber más de 50 o algo así e todo el mundo.

Pero el clan se esfuerza siempre por ampliar sus horizontes. Algunos matrimonios y los beneficios que han reportado han atraído la atención de Augustus, y tenemos seis perspectivas si necesitamos absorber más familias. Están los St. John (masones ingleses), los Rothsein (cabalistas judío americanos con contactos en Las Vegas), los Li Weng (geomantes chinos en San francisco), Los Koening (industriales alemanes que siguen un culto a la muerte), Los Hidalgo (nigromante hispano mexicanos que están tras todas esas noticias del Chupacabras), y los Beryn (complicado: comerciantes flamencos con sede en Luxemburgo e influencias africanas similares a las de los Ghiberti).

Personajes Giovanni por matrimonio: Los escasos vampiros Giovanni de origen ajeno a la familia pueden tener cualquier rasgo, pero debe haber alguna razón para que los Giovanni quieran convertirlos en Vástagos. Estos casos suelen ser los únicos vampiros de sus familias, y rara vez se les permite crear sus propios chiquillos. Las seis familias citadas son una excepción, pero tampoco ellas son muy prolíficas.


Los premascine

Hay algo que no todo el mundo sabe. Venecia es en realidad dos ciudades. La mayoría de la gente, al pensar en Venecia, se imagina los canales y las góndolas con esos tipos de caricaturas con camiseta a rayas y cantando “oh Sole Mío”. Venecia tiene dos regiones distintas: la que ves sobre la superficie del agua, y la ciudad vieja bajo ella.

Venecia ha sido siempre la víctima de fortuitas y violentas inundaciones, y el nivel del agua sube poco a poco todos los años. En algún momento del futuro, el agua cubrirá probablemente los edificios. Esto ya ha ocurrido antes: bajo los encantadores edificios de luna de miel hay un cementerio acuático, la ciudad anterior a la inundación. Ya ves, en vez de trasladarse, los venecianos construyeron la nueva ciudad encima de la vieja.

En sí mismo, esto no es gran cosa: abundan las historias de ganado que construye nuevos edificios sobre antiguos restos. La parte de verdad escalofriante es que la vieja Venecia, la que está bajo los canales, sigue habitada. Un puñado de Giovanni de 4º t 5º generación tiene sus refugios en las calles sumergidas de al Vieja Venecia. Increíblemente viejos (al menos 450 años, aunque algunos desagradables rumores sugieren muchos más), estos vampiros son conocidos como los Premascine, y siguen en activo bajo los canales.

Los Premascine fueron abrazados antes de la diablerie de Capadocius, así que por definición siguen siendo Capadocios en el sentido más estricto. No obstante, siguieron a Augustus y le apoyaron en sus acciones, y son Giovanni de corazón... después de todo, son de la familia. Pero en estas noches de camarilla y Sabbat, los vampiros verdaderamente viejos tienen que mantener la discreción, manteniéndose apartados de la vista de muchos neonatos, que tienden a excitarse cuando oyen hablar de vampiros de baja generación en sus refugios. También vale la pena observar que, si son capadocios, los rumores insisten en que no sufrirán el Beso de la Muerte de Lamia.

Nadie más sabe de estos tipos. Mantenemos su existencia en secreto: no porque seamos amigos suyos ni nada eso, sino porque no queremos bandas de vampiros hambrientos de poder rondando por aquí para matar a nuestros abuelos. Piensa en ellos: si estuvieses sentado sobre un montón de sangre de 4º y 5º generación ¿les dirías a alguien dónde está?’’ Aunque sería divertido ver qué les harían los premascine a los pringados que intentasen robarles la sangre, no vale la pena arriesgarse.

Que quede claro que yo no he visto nunca a ninguno de esos casi míticos Aquadiluvianos (esta palabra la he inventado yo ¿a que soy inteligente?), pero he oído muchas historias sobre ellos, y coinciden en muchos puntos. Primero, el asunto de las generaciones. Esos tipos son todos (y con todos quiero decir cinco o seis, aunque Giuseppe dice que son una docena larga) de la 4ª y 5ª generación. Supongo que consideran que la seguridad está en el número, y ninguno de ellos quiere que un neonato mequetrefe intente dejarles secos mientras duermen, así que se vigilan las espaldas unos a otros allí abajo.

Segundo, tienen una pinta asquerosa. Es bastante lógico. Imagina un cadáver de cientos de años que ha pasado sumergido la mayor parte de ese tiempo. Quiero decir que esos cabrones deben estar hinchados y llenos de gusanos y con los labios azules, ¿no?

Se alimentan de peces (y la sangre de pez es de lo más repulsivo que hay ) o arrastrando humanos a los canales... ya sea paseantes nocturnos o pasajeros de góndolas que vuelcan. Yo creo que esta última parte es un invento (suena a mala historia de terror), pero tanto Giuseppe como Lupo dicen que es cierto. Con la pinta que deben tener, no es que puedan limitarse a salir de agua y seducir a algún turista, ¿verdad?

Por último, saben mucho de la vieja nigromancia, si sabes lo que quiero decir. Después de todo, han pasado cientos de años allí, sin tele ni libros ni nada de eso. Lo que significa que han estado allí sin hacer nada más que aprender por experiencia directa todo el tiempo que han pasado bajo el agua. No puedo imaginar las cosas que sabrán esos monstruos... y no me refiero a memorización sin o que lo habrán aprendido haciéndolo.

Se dice que son capaces de conjurar a los fantasmas de los marineros víctimas de naufragios, soldados que murieron en barcos de guerra y suicidas ahogados en el océano. Giuseppe dice que incluso pueden invocar al Kraken, pero cuando le dije “un kraken no está muerto, es un calamar gigante”, se limitó a menear la cabeza.

También me contó una historia sobre la última vez que alguien habló con uno de ellos, en 1966. Al parecer, quien fuera que bajase allí perturbó uno de sus rituales, y las cosas se desquiciaron un poco, por encima del agua, un viento de tempestad, impidió a la marea matutina dejar la laguna, pero la resaca llegó de todas formas y el agua volcó los depósitos de fuel oil de la ciudad, que quedó cubierta de una capa de combustible (fue un milagro que ningún anarquista le prendieses fuego a todo), y cientos de hogares barridos por el mar. No quiero pensar que estaban haciendo si provocaron un efecto secundario como éste.

En todo caso, si quieres morir, sal en su busca: estoy seguro de que te dejaran satisfecho.


La cosa Nostra.


La gente es bastante estúpida, incluso los vampiros. La televisión y las películas han aturdido tanto a la Sociedad que ésta no es capaz de pensar por sí misma. Todo el mundo se ha apartado de los hechos, optando por creer lo que muestran la televisión y el cine.

Esto nos resulta muy útil. Cuando los vástagos oyen clan Giovanni, la mayoría piensa inmediatamente “italianos”, y al pensar “italianos”, el salto a “mafia” es automático. La verdad es otra. Pero no nos importa que esos idiotas piensen así: aparta su atención de nosotros.


Primeras empresas.

La mafia ha estado en activo casi tanto tiempo como nosotros. No sé cuales son sus verdaderas raíces, pero básicamente es una pandilla de matones que roban en los aeropuertos y se disparan unos a otros en las calles. Pero saben cómo meterse a la gente en el bolsillo, y fue por eso por lo que empezamos a trabajar con ellos.

En los primeros días, cuando era una organización puramente siciliana (y puedes creerme, lo de organización es generoso), algunos Giovanni locales acabó relacionándose con ellos. Se especializaban en robos y chantajes, con pocos planes a largo plazo y todavía menos visión de futuro. Salían y trabajaban sólo cuando necesitaban algo de inmediato: nunca reservaban nada para los malos tiempos ni planeaban su siguiente golpe. Vivían a salto de mata, muchas veces durmiendo en las rocas o en ruinas a las afueras de las ciudades, pues si se quedaban por ahí podía matarles algún alguacil celoso de su deber u otro mafioso rival.

Cuando empezaron a dividirse en familias que intentaban vivir en el seno de la Sociedad, supimos que el clan no quería tener ninguna relación con ellos. Estaban tan preocupados por joderse mutuamente, tan ansiosos de la porción más grande del pastel, que veían que uniendo sus fuerzas podían conseguir lo que quisieran. Eso es lo que nos mantuvo unidos a los Giovanni, a las duras y las maduras, en la rivalidad y en la alianza: a los ojos de todo el mundo, somos el enemigo, así que nos guardamos las espaldas mutuamente y eso nos hace más y más ricos.

Así que los dejamos con sus propios asuntos. No puedes entrar y proclamarte jefe de la mafia por las buenas, y eso es lo que hubiésemos tenido que hacer para que valiese la pena. La mafia está demasiado fraccionado y descentralizada para ser de utilidad para el clan Giovanni, pero irónicamente es lo que la mantiene en marcha.


Relaciones Modernas.

Hoy en día, la Mafia soporta a algunos parásitos Ventrue, Lasombra y brujah en busca de dinero rápido. De acuerdo, también hay unos pocos Giovanni, pero te voy a decir un secreto: son topos. No creerás que vamos a tener a la Cosa nostra por ahí sin estar al tanto de sus movimientos, ¿verdad?

Nuestros infiltrados ganan un buen montón de dinero, y por lo general se lo quedan, pues son ellos los que hacen el trabajo. Pero nos tienen que tener informados.


Nigromantes y taumaturgia.

Los Giovanni aceptamos encantados la taumaturgia, enseñándola y practicándola casi tanto como la Nigromancia. Es más flexible y puede usarse para crear gran variedad de efectos, siempre que tengas tiempo par aprender a definirlos.

Muchos Giovanni aprenden Taumaturgia en algún momento de su no vida, aunque no de la misma forma que los Tremere (esa manda espiritualmente retrasada de zoquetes sin inspiración). En lugar de la senda básica del “yuyu de la sangre”, tendemos a tomar la taumaturgia espiritual como nuestra senda primaria. Nuestros rituales suelen centrarse en la protección y control de wraiths y otras sombras del mundo subterráneo, mientras que nuestros estudios intenta abrir nuevos terrenos combinando la mutabilidad de Taumaturgia con los fines de la Nigromancia.

Otras sendas populares son las de conjuración y dominio elemental. Algunos Giovanni, en especial los residentes en Venecia u otras localidades costeras, suelen aprender la senda del poderío de Neptuno. No quiero ni pensar en las sendas que estudiarán los Premascine.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Joshua
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 1455

MensajeTema: Re: Clanbook Giovanni    Jue Jun 02, 2011 12:58 am

Los demás

Brujah.

Los brujah del Viejo Mundo están bien, imagino, pero los americanos son lamentables. Luchan contra esos males gemelos de la cultura occidental: a opresión y el conformismo. Claro, me cuesta un poco tragarme la cruzada contra el conformismo de una legión de Dráculas vestidos todos con cazadoras de cuero, vaqueros rotos y botas de motorista. Soy un inconformista, como todos mis amigos!”. Lo siento tíos pero ya terminé el instituto y no quiero volver.


Gangrel.

Supongo que si no tuviese ninguna habilidad notable, aspiraciones ni dinero, yo también pretendería pasarme por un animal. No me relaciono con muchas bestias, pero las que he conocido me han hecho alegrarme de no ser uno de ellos.


Malkavian.

Ya sabes, eso de que la locura es algo digno de lástima y que sus víctimas deben ser mantenidas en un lugar seguro hasta su curación es una idea moderna. Echo de menos los buenos tiempos de antaño, cuando la demencia era una señal de posesión diabólica y los locos eran linchado por el supersticioso populacho.


Nosferatu.

No son ninguna maravilla si buscas algo con buena pinta: apestan y parecen haberse caído del árbol de los feos, golpeándose con todas las ramas mientas bajaban. Pero si quieres trapos sucios de alguien, o saber quién va a por ti, habla con estos tipos. Sus informes valen su precio. Pero no dejes que nadie te vea con ellos.



Toreador.

Una diversión interesante, pero la mayoría son unos maricones. No obstante, algunos tienen dinero porque ese estilo de vida de Sociedad de locazas sale caro. Si no les resulta muy escandaloso tratar contigo, son buenos inversores, aunque yo no te aconsejaría asociarte con uno. Ya sabes lo temperamentales que pueden ponerse esos sarasas.


Tremere.

Vampiros muy suyos con magia. Aprende la magia.


Ventrue.

Recuerdo que, hojeando el ejemplar de uno de mis familiares de la autobiografía de Malcom X, leí una pasaje en el que hablaba del ‘negro domestico’ y el negro de campo’. En ‘negro de campo’ era el esforzado trabajador, fiel a sí mismo y a su gente. El ‘Negro doméstico? Era el pelota vendido que besaba el culo de los blanquitos para eztá fue’a de zo campo tan calurozo, massa y trab’a en la caza. Los Ventrue son ‘vampiros domésticos’.


Caitiff.

Buenos para el trabajo de carga, supongo. O para echarles la culpa cuando algo sale mal.




Assamita.

Les tendría más respeto si no su hubiesen sometido a la maldición de la camarilla. Pero son eficaces en lo que hacen, y le dan mucha importancia al honor. Sabes dónde te metes cuando haces tratos con ellos.


Ravnos.

Los tomas o los dejas. Pero si tocan tus cosas, te sugiero que aplastes su cabezas de gitanos ladrones con las manos desnudas y hagas que un miembro de la familia mee sobre sus restos.


Setitas.

Vale. La historia del ‘vampiro malo’, ya capto. ¿Pero convertido en el centro de tu vida? Son buenos para el contrabando y saben enganchar a la gente. No te dejes liar en su política.


Lasombra.

Aunque compartimos algo de sangre mortal con estos Vástagos, no esperes ninguna hospitalidad familiar. Chocamos muchas veces, porque están tan interesados en el poder como nosotros. Unos rivales admirables: saben lo que significa ser un vampiro.




Tzimisce.

Bah. Una pista¡ ya se ha hecho antes! Olvidad toda esa mierda sadomaso y entrad en el mundo moderno, reliquias. Eso sí, cuando estos tipos se vuelven contra ti, más te vale hacer las maletas y largarte.


Samedi.

Maldita sea, como vuelva a oír que esos inútiles montones de carne son los restos de los capadocios vomitaré sangre. ¿oído? Los capadocios están muertos. Los matamos nosotros. Fin de la Historia.


Nagaraja.

¿En serio? No cruzaría la calle para escupirle en e ojo a uno de estos tipos. Cerrad las puertas de vuestra ciudad, nenes; huelo el desastre que se os acerca.


La camarilla.

Si los vampiros fuesen helado, ellos serían la vainilla. Parecen haber olvidado que los vampiros son depredadores, y pasan tanto tiempo llorando por su humanidad perdida que no ven las nuevas perspectivas del abrazo. Ah, y gracias por tenernos al día con vuestros planes: volved a Venecia cuando queráis, tontos del culo.



El Sabbat.

Por supuesto, tomarse demasiado pecho esa historia de los depredadores tampoco es bueno. Eso es lo que pasa cuando Abrazas a unos palurdos y les dices que pueden matar su propia cena.


Lupinos.

Déjales tranquilos, a menos de que de verdad sepas lo que estás haciendo. Italia y Sicilia están llenos de perros, y eso una de las razones por las que no tenemos más logias rurales. Nos odian porque estamos llenos de gusanos o algo así, y atacarán en cuanto nos vean, así que no esperéis cuartel. Uno de sus clanes (los Moradores de Cristal) es una excepción a la regla, y colaboramos con ellos de vez en cuando. Pero normalmente es mejor no poder a los perros en danza, si me permites el chiste.


Magos.

A saber. Cuando no están luchando entre ellos, están leyendo viejos libros polvorientos. Están demasiado atrapado sobre paradojiclismos dinamiquistas para ser algo de lo que preocuparse.


Wraiths.

El pan nuestro de cada día. Lo sabemos todo de ellos; sus castas sociales, sus gremios, sus gobernantes. Sabemos cómo funcionan y cómo es la física de su Mundo Subterráneo. Joder, hasta somos amigos de algunos de ellos. Pero al fin y al cabo, no son más que herramientas. Es irónico su corpus es la materia de la que está echo todo su reino. Forjan herramientas y hogares y armas a partir d ella sustancia de sus propio cuerpos. Metafóricamente hablando, nosotros les hacemos lo mismo. Los usaremos para construir nuestros palacios cuando llegue la noche Eterna.


Changellings.

Uf, se rompen enseguida. Pero no puedes coger sus espíritus cuando los matas. Al parecer vuelven al ciclo en su brillante y feliz mundo de los sueños. Que mono.


Los Giovanni y la Sociedad Wraith.

El mundo Subterráneo, al menos la parte con la que muchos de nosotros nos relacionamos regularmente, tiene una especie de estructura gremial del medievo: cada Wraiths pertenece a uno u otro gremio, y es como la sociedad vampírica, este grupo odia a este, que controla un miembro de aquel otro, bla bla bla

Cada uno de estos gremios está especializado en cosas distintas. Tiene poderes similares alas Disciplinas que definen en gran manera su papel en los asuntos nocturnos de su reino de los muertos.


Artesanos.

Pueden fabricar cosas con las almas e las Tierras de las Sombras. Son útiles si planeas dedicar algún tiempo a ejercer influencia sobre las idas y venidas de los wraiths, pues los fantasmas que usas para tus encargos necesitan invariablemente algo distinto a lo que tú puedes proporcionarles.


Furias.

Beavies Butt-Head en versión fantasmal: Hu Huh huh huh... ¡Romper cosas mola! Pero son bastante fáciles de intimidar, y pueden ser un verdadero grano en el culo de tus rivales.


Juglares.

Una inútil pandilla de banshees. Tómalos o déjalos.


Heraldos .

Muy parecidos a los barqueros estigios. Ayudan a otros wraiths a cruzar la tempestad, un remolino de Olvido. Vale la pena tenerlos controlados, porque pueden ir rápidamente a lo sitios que necesitas.


Máscaras.

Moscas en la pared y tipos a lo James Bond. Estos tíos son los espías que controlan todos los secretos del mundo subterráneo. No hace falta decir que son una buena fuente de información, aunque están acostumbrados a la tortura y pueden ser difíciles de persuadir si no les gustas.



Monitores.

Es mejor usarlos como simples Herramientas. Pueden ‘unir los puntos’ por lo que se refiere a otros wraiths... siendo los puntos los grilletes, las cosas en vida que todavía son importantes para un fantasma.


Oráculos.

En lo que se convierten los Ravnos. Que les den.


Perdonadores.

La Inquisición Española en las Tierras de las Sombras. Estos tíos cazan y exorcizan a las sombras de otros Wraiths. Está bien para los fantasmas particularmente tozudos, pero no son muy útiles para nosotros, aparte de para preservar la existencia de wraiths autodestructivos que prefieren el Olvido a tratar con nosotros.


Soñadores.

Ohh, bonitos fantasmitas que entran y salen de mis sueños. A menos de que tenga un gran nivel de poder (en cuyo caso son una verdadera amenaza) no valen para nada.


Titiriteros.
Poseen los cuerpos de la gente de las tierras de la Piel. Útiles, pero un testimonio de lo aburridas que pueden ponerse las cosas en el Mundo subterráneo.


Usureros.

No estoy seguro de cuál es la metafísica de todo esto, pero esos tipos son como los judíos del mundo de los fantasmas al parecer, pueden prestar y tomar prestada la sustancia emocional que mueve a los muertos sin reposo. Los más hábiles pueden incluso curar a los wraiths convirtiendo esa emoción pura en corpus.


Vigilantes.

Cuando la gene piensa en fantasmas, estos tipos son los que les vienen a la cabeza. Se dedican a esas cosas de susurros a través del Manto y son útiles para asustar a los mundanos. Por lo general son morbosos o individualistas... y en ninguno d ellos casos suelen entender la relación amo y criado, así que avisado quedas.


Los Giovanni y los Trasgos.
No he mencionado a los trasgos, y eso es porque trabajamos con ellos más que con cualquier otro gremio y se merecen más atención. Practican un arcanos conocido como Pandemonim, que funciona así como suena : haciendo que pasen cosas raras. No estoy hablando de avistamientos fantasmales ni de voces de más allá de la tumba, sino de toda la mierda espectacular de paredes sangrantes, lluvias de ranas y árboles retorcidos.

¿Qué podríamos tener en común con unos tipos así? La antipatía hacia el Manto. En la mente de un trasgo, el manto es el mayor obstáculo que le impide montar un verdadero cachondeo aquí en las tierras de la Piel. Su mundo perfecto sería uno en el que no hubiese manto, permitiéndoles provocar el Caos e imponer sus caprichos.

Por supuesto, nosotros no queremos eso, pero apreciamos cualquier ayuda para apartar el Manto. Con nuestro control de la Nigromancia, podemos utilizarles y darles una patada para que obedezcan cuando el trabajo está terminado.

Los neonatos Giovanni suelen llevarse bien con los trasgos recién fallecidos, compartiendo sentimientos de futilidad en sus situaciones. Atrapados en los planes d ellos antiguos, estos dos grupos no ven nada malo en relacionarse (aunque suele ser una relación del tipo abusón – debilucho en el mejor d ellos casos). Los viejos pedorros del clan y el gremio, por otra parte, se odian apasionadamente. Saben que sus propósitos se cruzan, y la destrucción del Manto no es un ideal abstracto para ellos, sino un objetivo concreto.

Los Nigromantes más hábiles suelen usar a los trasgos para frustrar los avances de su rivales del clan... no hay nada que joda tanto un ritual de invocación como convertir la cara de un aprendiz ghoul en una masa de gusanos. ¿sabes?



Nuevos Rasgos

Méritos y defectos.

Lo de siempre, son para jugadores giovanni y tienes que consultar con el Master para usarlos.



Incongruencia Sanguínea (mérito de 5 puntos).

Los Giovanni con este peculiar rasgo son bastante raros: no hay mas de una docena de casos conocidos. Los que tiene este mérito no sufren la maldición de Lamia: Su beso no causa más daño que el provocado por la pérdida de sangre. No obstante, estos vampiros adquiere una palidez característica tras el abrazo: tienen un aspecto cadavérico, y ninguna cantidad de sangre dará color a sus facciones. Estos Giovanni suelen ser evitado, pues este Rasgo recuerda a la debilidad del clan Capadocio, y los nigromantes suelen ser muy supersticiosos al respecto.


Endogámico (defecto de 1 a 5 puntos).

Algo común en el incestuoso clan Giovanni, puede asumir muchas formas y es mejor que el jugador discutir su caso concreto con el Narrador. Este defecto cubre todo tipo de taras físicas, mentales y emocionales. Una tara de un punto es algo simple y poco molesto, como tener los ojos demasiado junto o un labio leporino. Una tara de tres puntos es ya mas grave, una enfermedad congénita (para humanos) o una deformidad física que cause algún impedimento. Las taras de cinco puntos son repulsivas o abrumadoramente disfuncionales : desde piernas atrofiadas por completo hasta un trastorno permanente, según acuerden jugador y narrador. Las taras pueden ser o no reconocibles de inmediato, aunque su valor en puntos debería guardar relación con su gravedad


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampirechronicles.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Clanbook Giovanni    

Volver arriba Ir abajo
 
Clanbook Giovanni
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vampire Chronicles  :: OFFROL! :: Literatura Vampiresca-
Cambiar a:  


Get your own Chat Box! Go Large!

Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis